viernes, 10 de agosto de 2018

Gerardo Medina (2013 - 10 de Agosto - 2018) - Mario Caponnetto

Gerardo Medina
(2013 - 10 de Agosto - 2018)
Mario Caponnetto


A cinco años de su muerte.


Queridos amigos:
            
Hoy se cumplen cinco años de la partida de nuestro querido e inolvidable amigo y hermano Gerardo Medina.
            
Se me impone como un deber de piedad y de estricta justicia dedicar, siquiera unas palabras, en su feliz memoria.
            
Memoria que se nos torna más viva que nunca precisamente en esta hora de tantas luchas, en este tiempo en el que, por misteriosa permisión de la Divina Providencia, nos toca combatir en fuerte y recia batalla en defensa de la Fe. 
            
Porque Gerardo era un combatiente, un miliciano para decirlo en el particular léxico de su amada Fasta. Si bien lo que caracterizó y signó toda su vida fue una firme y acendrada vocación intelectual, sin embargo, como dije en el momento de su muerte y hoy deseo reiterarlo, no fue de aquellos intelectuales que, al decir de Péguy, pertenecen al “partido intelectual”. Por el contario, fue un intelectual comprometido, animado del profundo sentido de una Fe combatiente, de una Fe hecha milicia acompañada de un espíritu de servicio y de entrega sin condiciones. Por eso cuando el Señor lo probó con una enfermedad terrible la aceptó con esa total disposición y esa obediencia lúcida que son propias del estilo y del espíritu de toda auténtica milicia. 
            
Con Gerardo tuvimos, y de ello doy gracias a Dios, una amistad profunda cimentada en el afecto personal. Fue una bella amistad, de aquellas que al decir de Aristóteles, es la más alta y digna entre todas las formas de amistad porque es la de aquellos que piensan y aman lo mismo.
            
En el marco de esa amistad, que se mantuvo inalterable a despecho de las distancias y de los años, maduraron muchos diálogos. Diálogos fecundos, serenos, que la muerte dejó truncos.
            
¡Cuántas cosas quedaron sin hablar! ¡Y cuánta necesidad de hablar hoy frente a tantas dudas, tanta confusión, tanta mentira enseñoreada en el sitial de la verdad!
            
Por eso quiero cerrar esta brevísima memoria con los versos de Miguel Hernández dedicados a la muerte temprana de un amigo:
            
            Temprano levantó la muerte el vuelo
            Temprano madrugó la madrugada.
            
            A las aladas almas de las rosas
            Del almendro de nata te requiero
            Que tenemos que hablar de muchas cosas
            Compañero del alma, compañero.


Mario Caponnetto



*   *   *



Quizás pueda también interesarle:



La Oración en Santo Tomás de Aquino
Gerardo Medina
[Multiespacio Cultural EL CAMINO - 2009]
https://www.youtube.com/watch?v=FrDRVNZ8_XI





Aristóteles y la Ciencia
Gerardo Medina
[Centro de Humanidades Josef Pieper - 2007]




Santo Tomás de Aquino y la Oración
Gerardo Medina
[Fraternidad de Vida Nueva - 2012]
https://www.youtube.com/watch?v=K1URFnVJ64Y







1 comentario:

  1. Estimado Dr. Mario Caponnetto:
    Le agradezco profundamente este artículo. Tuve también el privilegio de ser su amigo, lástima que lo conocí poco tiempo antes de su partida.
    Un afectuoso saludo
    Horacio Boló

    ResponderEliminar

Por favor ¡deje su comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...