martes, 5 de febrero de 2019

Theologia Moderna: Radici Filosofiche, Raíces Filosóficas, Racines Philosophiques, Philosophical Roots [Novedad Editorial] - P. Ignacio Andereggen

Theologia Moderna:
Radici Filosofiche, Raíces Filosóficas, Racines Philosophiques, Philosophical Roots
Pbro. Dr. Ignacio Andereggen


Novedad Editorial: en enero de 2019 fue publicado un nuevo libro del Padre Ignacio Andereggen. Contiene diecisiete escritos indispensables para comprender las Raíces Filosóficas de la corriente dominante de la Teología Moderna Contemporánea.


[CentroPieper] Los textos del libro “Theologia Moderna” del P. Andereggen son, según sus propias palabras en el Prefacio, «el fruto de reflexión teológica y filosófica no solamente teórica, sino también, en cierta manera, práctica. Se trata de un pensamiento desarrollado durante largos años, en interacción con diferentes ambientes culturales y eclesiales, especialmente universitarios, de Europa y de América, en situaciones que cambian rápidamente, pero que presentan rasgos comunes en sus raíces filosóficas y en sus consecuencias teológicas. Manifiestan el influjo determinante de ciertos autores, pero también la recepción común de las líneas principales de la corriente filosófica moderna dominante».

Sin dudas el estudio de las fuentes filosóficas de la corriente dominante de la Teología Moderna Contemporánea –que hunde sus raíces en el influjo del iluminismo y el idealismo, y especialmente en autores como Kant, Hegel y Heidegger–, permite la comprensión del pensamiento de teólogos tan relevantes como Rahner y Von Balthasar, y una orientación adecuada en la situación doctrinal de la Iglesia en la época moderna y contemporánea.

Por eso Andereggen no duda en afirmar, en esta magnífica obra de 426 páginas, que «la necesaria renovación y regeneración de la vida de la Iglesia en nuestros días requiere no solamente la edificación de una genuina Teología sobre las bases de la Escritura y la Tradición, sino también la comprensión de las fuerzas principales que producen las diferentes y recurrentes crisis de la cultura cristiana contemporánea. A tal comprensión pretenden contribuir los capítulos que siguen. Los escritos se presentan en los idiomas en los que fueron elaborados o traducidos, sea en forma de conferencias o de artículos. Los lectores interesados en estas temáticas seguramente hallarán útil su publicación en las expresiones originales».

Para quienes estén interesados en comprar el libro “Theologia Moderna” del P. Andereggen, podrán adquirirlo a través de “Amazon” en el siguiente enlace:
https://www.amazon.es/Theologia-Moderna-filosofiche-philosophiques-philosophical/dp/1794023615/ref=sr_1_7?ie=UTF8

Para hacernos una idea más adecuada del contenido de esta obra, echemos un vistazo a los títulos de los diecisiete capítulos que la componen:

I.- El Concilio Vaticano II y el Tomismo
II.- Contributi per un’ analisi filosofico-spirituale della modernità
III.- Contribution à une analyse philosophico-spirituelle de la modernité 
IV.- Contribución a un Análisis Filosófico-Espiritual de la Modernidad
V.- Hegel et le Catholicisme
VI.- Hegel e il Cattolicesimo
VII.- Hegel y el Catolicismo
VIII.- Fenomenología, Hermenéutica y Relativismo
IX.- El Corazón del Verbo Encarnado
X.- Divine and Diabolic Spirituality faced with the Heart of the Incarnate Word
XI.- Spiritualità Divina e Spiritualità Diabolica di fronte al Cuore del Verbo Incarnato
XII.- Raíces Gnóstico–Idealistas del Relativismo Contemporáneo
XIII.- Hegel e Heidegger, prodromi filosofici del pensiero teologico di Karl Rahner
XIV.- Inferno vuoto? Un confronto con l’infernologia di Hans Urs Von Balthasar
XV.- La Trampa de la Filosofía Personalista
XVI.- La Función Providencial del Error en la Historia de la Iglesia
XVII.- La Política Universitaria de la Iglesia Católica

Ignacio Andereggen es Doctor en Filosofía y Doctor en Teología por la «Pontificia Universidad Gregoriana» de Roma con la máxima calificación académica (Suma Cum Laude). Es Profesor Ordinario Titular de Metafísica y Gnoseología en la Facultad de Filosofía y Letras de la «Pontificia Universidad Católica Argentina» (UCA). Es Titular de Metafísica en la «Universidad Católica de La Plata» (UCALP). Es Profesor Invitado en la «Pontificia Universidad Gregoriana» y en el «Pontificio Ateneo Regina Apostolorum». Además es Socio Correspondiente de la «Pontificia Academia de Santo Tomás de Aquino y de la Religión Católica». Es miembro de la «Sociedad Tomista Argentina».



*   *   *



Quizás también pueda interesarle:


Raíces Filosóficas del Pensamiento de Karl Rahner
P. Ignacio Andereggen



*   *   *


La Relación entre Teología y Filosofía en Santo Tomás y en el Concilio Vaticano II
P. Ignacio Andereggen
http://centropieper.blogspot.com/2013/09/la-relacion-entre-teologia-y-filosofia.html


Rahner se Aleja de Santo Tomás de Aquino Absolutamente en Todo
P. Jaime Mercant Simó
http://centropieper.blogspot.com/2018/05/rahner-se-aleja-de-santo-tomas-de.html





3 comentarios:

  1. Si hay dos ciudades sólo hay dos religiones
    Dos ciudades la ciudad de Dios y la ciudad terrenal, dos religiones la religión divina y la humana. Seguimos con nuestra explicación de la religión católica..
    Como señalamos con anterioridad el pecado original se relaciona directamente con el deicidio cometido contra Jesucristo, lo prepara, y con los ataques a la Iglesia Católica preparando el Apocalipsis.
    La desobediencia a Dios de los primeros hombres, Adán y Eva, para ser como dioses sabiendo que sólo existe un Dios implicó una rebelión y una aceptación de enfrentar a Dios y darle muerte.
    Dice Julio Meinvielle en De la cábala al progresismo libro del año 1970 en las págs. 17 y 18 que Santo Tomás enseña claramente que antes del pecado el hombre tuvo explícita fe en la encarnación de Cristo, en cuanto se ordenaba a la consumación de la gloria, pero no en cuanto se ordenaba a la liberación del pecado por la pasión y resurrección, ya que el hombre no fue conocedeor del pecado futuro. El conocimiento del misterio de la Encarnación se le concedió al hombre en el Sacramento natural del matrimonio (Génesis 2, 24), (Efesios, 5, 32). (Suma Teológica, 2 - 2, 2, 7)
    Es importante señalar la gravedad del pecado original y del pecado de Satanás este último conociendo también la encarnación de Cristo quiso dar muerte a Dios tentando al Hijo a desobedecer al Padre y matar el Amor entre Ellos que es una Persona, el Espíritu Santo, y Satanás es asesino desde el principio y divide para reinar.
    Los primeros hombres cometen el grave pecado de consentir matar a Dios al consentir el enfrentamiento con Dios consiguiendo ellos según creían ser como dioses por la desobediencia comiendo del árbol del bien y del mal, un acto de magia. No puedo saber si consintieron la muerte de Cristo, es muy posible pero por ahí ronda la gravedad del pecado original que los primeros padres heredaron a sus hijos y por qué fue voluntariamente realizado el pecado original y el deicidio de Jesucristo.
    Jesucristo transforma su deicidio en sacrificio de salvación para su Iglesia, carga con los pecados del mundo porque los pecados del mundo se dirigen contra Él y contra Dios y, luego, contra Él presente en su Iglesia en la Eucaristía y contra Dios presente en la Iglesia.

    ResponderEliminar
  2. El pueblo judío recibió de Dios el Antiguo Testamento pero fue tentado por el diablo a una religión diferente que tiene como manifestación la cábala. Por la cábala el diablo puso su enfrentamiento entre la Iglesia católica y la Sinagoga.
    La cábala enseña la religión humana de la ciudad terrenal, tiene sus orígenes en los pueblos como Egipto, Caldea y Babilonia donde fueron esclavos los judíos. El diablo preparó la Sinagoga por la cábala para enfrentar a la Iglesia. Las religiones humanas son una sola y es la búsqueda del hombre de ser como dioses o de ser Dios o de ser más que Dios como la Nada del budismo o la Nada y el Absoluto de la cábala o emanaciones de naturaleza divina, o salvarse a sí mismo como si fueran dioses por medio de un Mesías humano de un pueblo de Dios, un Mesías puramente humano como en la religión musulmana o en la cábala.
    Lo que el hombre que está en el pecado original y en pecado rechaza es el hecho de que no puede salvarse a sí mismo y que sin Dios nada pueda en materia de salvación, rechaza su condición de creatura y a un Dios creador y la distancia que existe entre el Creador y las creaturas.

    ResponderEliminar
  3. Lo que generó el rechazo del judaismo hacia Jesucristo no fue su condición de hombre sino su condición divina, los judíos esperaban un Mesías humano que represente el pueblo de Israel y la descendencia de ese pueblo para poder salvarse a sí mismos, rechazaron la salvación de un Mesías humano y divino porque no era el pueblo el que se salvaba a sí mismo sino que el pueblo era salvado por un sólo nombre Jesucristo que era divino y humano e Hijo de Dios y era Dios quién salvaba.
    La cábala les enseñó otras cosas les enseñó que el pueblo judío era divino, o sea, que cada uno de los hombres de ese pueblo compartían una naturaleza divina, había diez sefirot que eran emanaciones divinas de las que emanaban todas las cosas hasta los demonios y antes de los sefirot estaba el Absoluto y la Nada. De allí una metafísica diferente de la tomista como señala el Padre Julio Meinvielle, una metafísica que parte del hombre y se dirige al hombre, que no busca a Dios más que en la creatura en pecado y sin la gracia.
    Ellos creían que se salvarían a sí mismos sin necesidad de Jesucristo. Lo que rechazaban de la Iglesia era que fuera el único medio establecido por Dios para ser salvos, que fueran creaturas y no emanaciones de naturaleza divina, que fuera por gracia de Dios creador y distinto del hombre y por el anonadamiento del Hijo de Dios que todos pudieran ser salvos. La condición de creatura del hombre es lo que el hombre rechazó en el pecado y lo mismo Satanás y rechazó un Dios creador al que debía su ser de creatura o ser limitado y al que debía glorificar, rechazó un Dios distinto de la creatura y no aceptó su condición limitada de creatura.
    El ser creatura o participación del Ser de Dios en el sentido que cada creatura implica más seres pero no más Ser porque Dios es todo el Ser y es el que es, ello es lo que combaten todos los hombres caídos en pecado. No querer seguir los mandamientos, no aceptar las condiciones establecidas por Dios y no aceptar un Dios creador y la condición de creatura o ser limitado del ser humano.
    La cábala comparte con todas las religiones humanas esa rebelión contra la religión divina y contra la Ciudad de Dios. La cábala le hace el juego al demonio y en su desarrollo último lleva al satanismo aunque los que la estudian así no lo crean.
    Si bien los demonios se encuentran en el último de los sefirot hay que considerar que el principio de la cábala está la Nada y el Absoluto y que los tres primeros sefirot que formarían a Dios no son lo primero en la cábala sino lo es la Nada. La Nada está en dios y es previa a dios según la cábala por lo cual la privación de ser que es el mal es previo al ser que es el bien, los demonios dicen por medio de la cábala que ellos son lo primero y que ocuparán ese primer lugar en el futuro de ahí vinculos entre la cábala y la magia.
    Los logros del pueblo judío en la actualidad, los grandes éxitos conseguidos a nivel económico, político, cultural, etc. le refuerza el convencimiento de que la cábala tiene la razón y que podrán salvarse sin necesidad de Jesucristo y de su Iglesia.
    Por su parte, la Iglesia con pontífices que no son claros sobre el carácter único de la Iglesia católica y la necesidad de Jesucristo para la salvación de los hombres fortalecen las convicciones de los creyentes de la cábala y de las otras religiones humanas. Es más el misterio de la Iniquidad está obrando en este momento nos advertía el Padre Julio Meinvielle en 1970. Confirmar a los no creyentes en sus religiones humanas y la Contraiglesia está actuando fuertemente dentro de la Iglesia para generar una Iglesia de la Publicidad según el Padre Julio Meinvielle que quiere entrar en relaciones carnales con el Mundo y, por otro lado, la presencia de lo que Julio Meinvielle llamó Iglesia del silencio o pequeño rebaño de Cristo.
    Alberto Ramón Althaus

    ResponderEliminar

Por favor ¡deje su comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...