viernes, 23 de agosto de 2013

De lo Finito a lo Eterno - Edith Stein

De lo Finito a lo Eterno
Edith Stein


Pensamientos para cada día escogidos por María Amata Neyer, OCD


Traducción y Nota Previa a cargo del Dr. Fidel Maciel


Introducción
del Centro Pieper

«De lo Finito a lo Eterno» es el título del libro que fue presentado en el sexto Café Filosófico del Centro Pieper del año 2013 -el sábado 10 de Agosto- y que nos revela el trayecto esencial de una vida humana y, particularmente, de una vida cristiana. Es una recopilación de textos escogidos de Santa Edith Stein que llevan a vivir la vida, con sus claros y oscuros, sus dolores y alegrías, iluminada por la profunda cosmovisión de esta santa y mística del siglo XX. En ellos haremos pie hasta en los hechos de vida más cotidianos y domésticos, o nos elevaremos en los temas más arduos de la metafísica… pero, a través de ellos, retornaremos siempre al aquí y al ahora para reencontrarnos con Aquel que da plenitud de sentido a nuestras vidas.

Fue precisamente una religiosa del convento de Colonia “Sancta Maria von Frieden”, contemporánea a Edith Stein, quien decidió realizar semejante tarea con temas para meditar cada día, utilizando los manuscritos de Edith Stein que tienen en su archivo. Esta religiosa, quien hizo la recopilación y disposición de los textos, es la Hna. María Amata Neyer. Con gran acierto entiende ella que la obra de Edith Stein hay que sacarla del claustro y llevarla a la vida del hombre y el cristiano común. Es aquí, entonces, cuando surge «De lo Finito a lo Eterno», un libro rico y profundo que, en traducción directa del alemán a cargo del Dr. Fidel Maciel -miembro de la Comisión Directiva del Centro Pieper-, queremos compartir por primera vez con el gran público de habla hispana.
     
Esta traducción que hoy presentamos a nuestros lectores, si bien no es la definitiva -pues exige todavía una revisión para adaptarlo mejor a nuestro español corriente y quitarle las asperezas germánicas que aún contiene-, será sin embargo una oportunidad para entrar en contacto con la riquísima cosmovisión de Edith Stein, que tiene mucho para dar al hombre moderno. Y que por la brevedad de la meditación propuesta para cada día del año nadie podrá referir la “falta de tiempo” para no aprovecharla. Pero quede algo en claro: la brevedad de la obra no quita nada a su solidez y profundidad. Mas bien, todo lo contrario. Lo bueno y breve, conforme a la sentencia clásica, vale por dos.

Centro Pieper
     Mar del Plata

*   *   *


Nota Previa
del Dr. Fidel Maciel

Quiero remarcar con énfasis que éstos no son textos para ser leídos de corrido y pasar por la superficie de ellos. Día a día deberemos atenernos al corto texto que se nos propone. Estos textos se irán encarnando y generarán en nosotros una forma enriquecida y más trascendente de ver y vivir la vida. 
   
Será natural que por la riqueza de los textos sintamos la tentación de leerlos sin parar. Pero debemos detenernos, adentrarnos en ellos, sumergiéndonos en sus profundidades. El Espíritu Santo hará de catalizador como para que podamos desentrañar sus riquezas. El proceder así tendrá como agregado el efecto de ser un poderoso antídoto respecto del vértigo que nos plantea la vida hoy en día, sobre todo por el efecto alucinante de la electrónica.

Ya de por sí tal forma de lectura nos remite analógicamente al ejemplo de Nuestro Señor, que tantas veces nos señalan los Evangelios. Allí vemos como Él, sobre todo en las horas extremas del día, se apartaba de la multitud que lo seguía para -en soledad- encontrarse con el feliz y reconfortador diálogo con su Padre.

A título de ejemplo tomemos el texto elegido por la hermana María Amata Neyer para meditar el 1º de enero. Es el comienzo del año pero tácitamente estará presente al comienzo de cada día. No me cabe duda de que la Carmelita Alemana ha escogido este texto, que creo verdaderamente inspirado, por una razón honda: esta pequeña frase con su simplísimo contenido simbólico es un perfecto prefacio “antropológico-teológico-metafísico”. La frase dice así: “Como fundamento absoluto, hay una pequeña y simple verdad, la cual yo no me canso de repetir y se refiere a cómo se puede comenzar a vivir de la mano del Señor”.

En primer término Edith, mediante el símbolo de tener manos y poder tomarse de ellas, nos remite al esencial tema metafísico de que el ser humano tiene su ser participado del Ser de Dios, quien lo ha creado a su imagen y semejanza. El mismo símbolo nos lleva a dos temas teológicos esenciales: la mano del Señor es la mano de un hermano, Jesucristo, quien nos lleva al Padre. Y andar tomado de la mano es ir hacia el Padre. Y precisamente en esto radica el esencialísimo sentido de la vida, transcurriéndola por todas las vicisitudes posibles.

El otro tema teológico, implícito en el símbolo de estar tomados de las manos y así avanzar, es el que permanentemente estará como telón de fondo a lo largo de toda su vida y obra y es el que se refiere a la Gracia. Para Edith, desde el acto más pequeño de la vida hasta el más sublime, será posible sólo en la medida en que la Gracia la inspire y sostenga, Esta es una “condición” y no un “determinante” que menoscabe la libertad del hombre. 

Hace pocos días estuvo entre nosotros el Ing. Enrique Cassagne [1], quien nos presentó de modo magnifico el tema de Romano Guardini “Quien conoce a Dios conoce al hombre”. Con él, dicho sea de paso, nos une una amistad de más de veinte años. A propósito de un encuentro privado que tuvimos después de su conferencia, y conociendo mi interés por Edith Stein, trajo a colación el tema de la Gracia en su vida y obra. Al respecto me remitió a una carta de ella que escribió al filósofo Jacques Maritain. Entre ambos había una cierta amistad. Ya conocemos los debates que éste ha provocado, sobre todo en los ámbitos católicos, determinados por su rígido e inflexible racionalismo. En aquella carta -a la que me remitió Cassagne-, Edith le observa con toda delicadeza a su amigo francés, clavándole las banderillas en el meollo del tema discutido en él y poniendo de rodillas a su inflexible racionalismo, que “lo que usted dice sobre filosofía moral [que es necesario utilizar el dato cristiano para la filosofía práctica] vale también, en el fondo, para la metafísica y yo diría también que para toda filosofía; ésta tiene necesidad de ser completada, porque en el fondo, todo lo que es finito es creado en relación con Dios, cosa que no puede ser comprendida del todo con los recursos propios de la filosofía, y porque no sólo el hombre sino todo el cosmos están envueltos en el misterio de la caída y de la redención” [2]

A modo de epílogo, quiero agradecer a Dios la posibilidad que me ha dado de poder realizar esta tarea de traducción [3] y compartirla con todos ustedes ahora, teniendo como único fin “la mayor Gloria de Dios”.

Dr. Fidel Maciel
Mar del Plata


*   *   *


Prólogo a la Edición de 1988 
de la Hna María Amata Neyer, OCD [Extracto]

Este libro quiere dar acompañamiento y temas al hombre que medita. Estas páginas no están preparadas para una lectura rápida y superficial; cada uno de los textos debe ser meditado, dándoles el cariz de oración. Entonces las palabras darán impulso, alimento y guía en este camino interior.

Los textos de meditación aquí ofrecidos abarcan un lapso de 25 años de la vida de Edith Stein: la joven atea reflexiona sobre su vida, la política y las particularidades sociales y culturales de su tiempo; la mujer profesional y madura que se aboca a temas que conciernen al “encuentro consigo” y la formación espiritual del ser humano, llevar a cabo la vida y su tarea; la filósofa cristiana que hace la búsqueda de ascender en el “sentido del Ser”; la mujer de oración finalmente da consejos sobre el recogimiento y el silencio, el profundizar en la fe en el Señor y cómo vivir unidos a Él.

Edith Stein nació el 12 de Octubre de 1891, siendo la hija menor de una numerosa familia de comerciantes judíos, en Breslau. Allí y en Góttingen estudió Historia, Literatura alemana y fundamentalmente Filosofía. De gran significado fue para ella la Fenomenología de Husserl, con quien en 1916 trabajó como Asistente Científico al culminar su trabajo “Sobre el Problema de la Empatía” que implicó su graduación “Summa cum laude”. En este cargo de Asistente Científico trabajó mucho tiempo con el Profesor Husserl.
   
Después de años de desorientación en su vida, y en particular respecto de la fe, encontró el camino hacia la Iglesia Católica y fue bautizada en la Iglesia Parroquial de Bad Bergzabem el 1º de Enero de 1922.
   
Siguió luego un lapso de intenso trabajo profesional como Consejera Estudiantil en el Liceo Superior y como Profesora de Seminarios de las Dominicas en Speyer, luego como docente en el Instituto Alemán para Pedagogía Científica en Münster.
   
Durante estos años fue colaboradora de los Anales Filosóficos de Edmund Husserl, como traductora (Newman y Tomás de Aquino), como referente y autora de numerosas publicaciones, la mayor parte de ellas sobre la educación y formación de la mujer, en muchos círculos de gran fama.

Cuando el Nacionalsocialismo impuso un fin a estas actividades de Edith Stein por su origen judío, pudo realizar su plan que desde largo tiempo antes venía concibiendo: el 14 de Octubre de 1933 entró en Colonia a la Orden de las Carmelitas Descalzas y profesó el 21 de Abril de 1938 como Hermana Teresa Benedicta de la Cruz. A causa de la persecución del régimen de Hitler, se trasladó a fines del mismo año al Carmelo de Echt en Holanda. Allí, el 2 de Agosto de 1942 la Gestapo de la ocupación alemana la deportó hacia el Este. Edith Stein y su hermana Rosa, quien desde 1939 también vivió en Echt, encontraron la muerte el 9 de Agosto de 1942 en el Campo de Exterminio de Auschwitz-Birkenan.
   
El Papa Juan Pablo II la beatificó el 1º de Mayo de 1987. El proceso de beatificación que se llevó a cabo durante 25 años se fundó fundamentalmente sobre numerosos aspectos. Cuanto más conocidas su vida y su obra, tanto más se consolidó la convicción de que allí había una mujer quien planteó el seguimiento de Cristo para el hombre de hoy en día, y que aún aporta en mucho a nuestro propio seguimiento: después de una temprana pérdida de la fe y de años de búsqueda del sentido y de la verdad, aprendió Edith Stein a conocer a Cristo, el Salvador, el Hermano de su Pueblo, para no dejarlo jamás.
   
Por su pueblo y por todos los hombres entregó ella su alma, condujo su vida hasta la muerte. Cuando fue beatificada, esto ocurrió también con la intención de recordar los desconocidos y anónimos cuyo exterminio, aquí en la tierra, compartieron con ella.

   
*   *   *


Enero
   
1 de enero
En lo fundamental, (hay siempre) una pequeña y simple verdad, la cual no me canso de repetir: cómo se puede comenzar a vivir de la mano del Señor.
   
2 de enero
Quien se entrega totalmente a las manos del Señor, puede confiar que será conducido con seguridad. Quien a Él se entrega, con certeza no se perderá, sino que será preservado, acrisolado, elevado y templado en su justa medida.
   
3 de enero
Ello debe ser así, pues la total seguridad no radica en lo humano sino en las manos de Dios, y de este modo la protección será entonces más profunda y hermosa.
   
4 de enero
Mi vida comienza nuevamente cada mañana y termina cada noche; planes e intenciones más allá de esto, no tengo ninguno. Es decir, es natural planear el día de trabajo, pero una preocupación por el día que comienza, no debe existir jamás.
   
5 de enero
Deposite lleno de confianza en las manos de Dios todas las preocupaciones respecto del futuro, deposítese totalmente en el Señor que lo guiará como a un niño. De este modo usted se asegurará de no perder el camino.
   
6 de enero
Vosotros, los Reyes Magos, dejad vuestra sabiduría, y proceded como un simple niño. Vosotros Reyes, dejad vuestras coronas y vuestros tesoros e inclinaos delante del Rey de Reyes.
   
7 de enero
Cuando nosotros vemos al alma humana en su soledad y necesidad; cuando llegamos a ser testigos de sus luchas, de sus caídas y su restauración, nos acompañará la consoladora certeza de que esto está previsto en las manos de Dios, pues su camino y su meta están claramente dispuestos en el sentido de lo eterno, y Él ha ordenado a sus ángeles velar sobre el alma.

8 de enero
“Hágase, hágase tu voluntad” debe ser la máxima expresión; la piedra angular de la vida del cristiano. Ella debe ser la regla a lo largo del curso del día, desde la mañana a la noche, del transcurso de todo el año y de toda la vida.
   
9 de enero
¡Lo que nosotros podemos y debemos hacer es abrirnos a la Gracia! Esto es: renunciar totalmente a nuestra propia voluntad y entregarnos a la voluntad de Dios, y depositar las vivencias espontáneas de nuestra alma en sus manos.
   
10 de enero
Cuando nos despertemos mañana, se agolparán sobre nosotros las inquietudes y obligaciones del día. Cuando esto ocurra, ¿qué haremos? ¿Ponernos en guardia y acometer? Lo correcto sería tomar las riendas en la mano y decir: ¡despacio!, de todo ello, casi nada me inquietará.
   
11 de enero
Mi primera hora de la mañana pertenece al Señor. El trabajo del día yo lo acometeré y Él me dará las fuerzas para llevarlo a cabo.
   
12 de enero
Cuando después del rezo de la Liturgia de las Horas y la celebración de la Misa en el Altar de Dios, me aboco a mi día de trabajo, todo debe estar en calma y silencio en mí y el alma debe estar vacía de aquello que la asedia o busca sobrecargarla, pero llena de santa alegría, de ánimo y de energía. Esto se puede lograr ampliamente, cuando uno se introduce en la Vida Divina.
   
13 de enero
Lo que tengo delante de mí, como mi tarea próxima, implica que de inmediato me ponga manos a la obra.
   
14 de enero
Llega el mediodía. Agotada, abatida se llega a casa ¡Aquí esperan posibles nuevos reproches! Nuevamente ocurrirán tormentas y acaloramientos: indignaciones, enojos, arrepentimientos. Y aún tanto por hacer hasta la noche ¿Se puede suspender todo de improviso? ¡No! De ningún modo, al menos llamarse a un instante de calma.

15 de enero
La situación anímica es diferente según las diferentes personas y sus circunstancias. Las formas para establecer un vínculo con lo eterno, o perseverar en ello, o vivificarlo nuevamente, como podrían ser la contemplación, la lectura espiritual, o la participación en la liturgia, etc., no son todas igualmente fructuosas para todos los momentos. Es importante descubrir la más eficaz para cada situación y aprovecharla.
   
16 de enero
La pregunta que se hace el individuo, respecto a cuál debe ser su sitio o lugar, es la pregunta implícita concerniente a su ocupación o profesión. El encuentro de su camino no se resolverá únicamente por medio del auto-examinarse o de probarse. La solución debe ser atendida por la oración, y en algunos casos por medio de la obediencia.
   
17 de enero
El sentido de la existencia humana debe ser conjugar en sí el cielo y la tierra, Dios y la creación: de la materia de la tierra está hecho el cuerpo y configurado por el alma, la cual es su esencia espiritual. Por eso está más cerca de Dios que toda criatura no personal y, por lo mismo, la unión con Él es posible.
   
18 de enero
Yo sé cuidarme y encuentro en ello calma y seguridad. No es la seguridad autosuficiente del ser humano que radica en la propia fuerza y en un fundamento sólido, sino en la dulce y feliz seguridad del niño que es contenido en unos brazos firmes, una seguridad objetivamente constatada, que no es menos que una seguridad “razonada”. ¿O sería “razonable” que el niño frente al miedo, sintiese que su madre podría abandonarlo?
   
19 de enero
Quien únicamente de modo circunstancial y fugazmente desciende a las profundidades del alma para inmediatamente retornar y permanecer en la superficie, aquellas profundidades permanecen sin llegar a constituir un verdadero fundamento personal. No puede desarrollar entonces las fuerzas de estos estratos que convenientemente podrían dirigirse al exterior.
   
20 de enero
Un alma superficial es incapaz de tomar algo del ofrecimiento de la sobreabundancia de Gracias que cada día nos trae. Además, aquí se agotan todos los argumentos.
      
21 de enero
La clara luz del sol y el irradiante azul del cielo, un paisaje alegre, una risa feliz de un niño, una palabra estimulante, todo esto puede despertar en el alma nueva vida. De aquí, todo lo que llega a los sentidos es expresión de algo espiritual que pide ser acogido por el alma, para en esto ganar vida. 
   
22 de enero
Cuando entendemos como fundamental construir en nuestro interior una celda sólida y, con la máxima frecuencia posible nos retiramos a ella, entonces en ningún lugar del mundo nada nos hará falta.
   
23 de enero
Es importante que ante todo, antes de entrar en actividad, lograr un rincón de silencio donde se pueda tener trato y diálogo con Dios, como si nada más existiera y recién entonces considerar las cosas que las horas de la mañana me presenten. Luego el día de trabajo comienza.
   
24 de enero
Naturalmente la Religión no es únicamente el “rincón silencioso y para algunas horas de ceremonias”, sino que debe ser raíz y fundamento para toda la vida, y no únicamente para algunos elegidos, sino para cada cristiano verdadero.
   
25 de enero
Cada cambio en las circunstancias exteriores de la vida, provoca fácilmente una perturbación de la calma interior. En esto, jamás uno debe buscar algo que Dios no dispone.
   
26 de enero
Yo soy solamente un instrumento del Señor. Quien a mí venga, yo debo conducirlo a Él. Y cuando yo note que no es así, sino que mis intereses personales pesan, yo ya no sirvo como instrumento y debo rogar al Señor que Él haga posible otro camino. Él nunca está condicionado a mi propia persona.
   
27 de enero
Yo sé quién está cercano a mí y puedo confiar en él/ella sin reservas, es alguien que me da serenidad y fuerza.
   
28 de enero
Que sea posible dedicarse a la ciencia como culto (o servicio divino), se me impone (se me hace evidente) en Santo Tomás de Aquino.
   
29 de enero
La eficacia respecto de la ayuda que queremos prestar a otros, será únicamente verdaderamente próspera en tanto nosotros no abandonemos los fundamentos de nuestra fe y no nos desconcertemos ante todo tipo de consideraciones humanas y sigamos nuestra conciencia. Cuando esto ya no fuera eficaz y yo deba abandonar mi intento y todo parece fracasar, no debo olvidar que Dios siempre tiene otros medios para ayudar a las almas.
   
30 de enero
Nuestra capacidad se acrecienta de modo evidente con la escasez de cosas necesarias. Cuando no hay nada estimulante, tal capacidad se acaba muy pronto. El cielo entiende con seguridad de economía.
   
31 de enero
Tú solo no puedes abarcar todo, día tras día. Pero el Señor es paciente y de gran compasión. En su economía de la Gracia, también puede Él utilizar nuestras faltas, cuando nosotros las depositamos ante Él en el altar.
   
*   *   *
   
Febrero
   
1 de febrero
Dios dirige a cada uno por su propio camino; algunos llegarán a la meta de modo más fácil y rápido que otros. En relación a esto, en lo concreto, poco es lo que podemos hacer: esto consiste en la oración perseverante para que cada uno pueda seguir sin resistencias el camino correcto y el empuje de la Gracia. Nunca se le debe imponer un plazo al Señor.
   
2 de febrero
Cuando la Santísima Virgen presentó al niño en el Templo, le fue profetizado que ese niño sería signo de contradicción, causa de caída de muchos, como también de la salvación de otros tantos. Este es el anuncio del padecimiento de la lucha, entre la luz y las tinieblas.
   
3 de febrero
Cuando nosotros contemplamos reflexionando el camino de la Madre de Dios desde la “Candelaria” hasta el Viernes Santo, encontramos caminos hacia el silencio interior.
   
4 de febrero
Cuando el primer hombre cayó en el distanciamiento de Dios al romper la filiación divina, así estamos cada día cada uno de nosotros, en el filo del cuchillo que puede de un lado conducirnos a la nada o, del otro, a la plenitud de la vida divina.
   
5 de febrero
Todos los padecimientos que pueden venir desde afuera, son nada si los comparamos a la “Noche Oscura del Alma”, cuando la luz divina ya no ilumina más y la voz del Señor tampoco habla más.
   
6 de febrero
Nuestro tiempo se siente más y más presionado, cuando todo lo otro fracasa, a esperar en fuentes ocultas la última salvación.
   
7 de febrero
El hombre está llamado a vivir su vida, su interioridad y, de este modo, tenerse a sí mismo en sus propias manos. Únicamente desde aquí es posible una correcta confrontación con el mundo; y encontrar en él su propio lugar.
   
8 de febrero
Dios conoce el alma de cada ser humano desde la eternidad, con los misterios de su naturaleza y todos los embates de su vida.
   
9 de febrero
Las generaciones jóvenes actuales están atravesando demasiadas crisis. Ellos ya no pueden entendernos. Pero nosotros debemos buscar (intentar) entenderlos a ellos; entonces quizás aunque no sea más que un poquito, podremos ayudarlos.
   
10 de febrero
Nosotros nos sentimos felices cuando la experiencia nos convence de que somos capaces de ser cada vez más auténtica y más profundamente alegres, incluso también en los más profundos dolores, si somos capaces de asumirlos como una Gracia.
   
11 de febrero
Donde hay fe viva y verdadera, allí acontecen las enseñanzas de la vida, las fuerzas de la misma y las maravillas de Dios. En caso contrario todo pierde valor.
   
12 de febrero
La receptividad interior que se origina en el alma renacida en el Espíritu Santo otorga un santo realismo; así, lo que se aproxima a ella, lo incorpora de modo adecuado y con la correspondiente profundidad.
   
13 de febrero 
Un cierto parentesco con el santo realismo lo tiene el realismo del niño, el cual con fuerza y vivacidad y libre de inhibiciones, recibe y responde a lo que acontece, con naturalidad. Sin embargo, carece aún de la madurez intelectual. Lo que penetra en el alma del niño, puede ser formativo para toda la vida.
   
14 de febrero
En la inquebrantable fuerza de capacidad expresiva está el artista emparentado al niño y al santo. Es propio del artista que aquello que interiormente lo afecta, toca o mueve, se plasme en él en una imagen; y que llegue a sentirse exigido a plasmarla en una forma o configuración exterior.
   
15 de febrero
Cada obra de arte verdadera es un símbolo y, por lo tanto, el conjunto de sensaciones que ella provoca es, para el conocimiento humano, inagotable y lleno de misterio. Así entendida, toda obra de arte genuina es “Revelación” y el trabajo artístico, un culto.
   
16 de febrero
No se puede elevar la mirada a Dios sin hacerse consciente de la propia bajeza. El conocimiento de Dios y el conocimiento de sí mismo se apoyan mutuamente. Por medio del conocimiento de sí mismo nosotros nos acercamos a Dios. Por ello, esto nunca será superfluo.
   
17 de febrero
El servicio es la acción del amor. Éste es la expresión de la totalidad de la vida espiritual; y es diferente según las diferentes personalidades, 
   
18 de febrero
Cada impulso que remite al ser humano a recogerse sobre sí y lo coloca en el camino hacia Dios debe ser visto como efecto de la Gracia; también los acontecimientos y hechos naturales pueden ser herramientas para esto.
   
19 de febrero
El punto medio del alma es en donde se percibe la voz de la conciencia y el lugar de las decisiones personales libres. Dado que esto es así, y que la amorosa unión con Dios implica la entrega personal y libre, por eso, este lugar es a la vez el lugar de la unión con Dios.
   
20 de febrero
La persona está llamada a vivir su individualidad y, a la vez, un vínculo estrecho con otros desde lo más íntimo de su ser personal. Su propio ser necesita del “ser con otros” para lograr su formación, como por otra parte, a su vez, ser guía y fecundo para otros.
   
21 de febrero
Se puede hablar de una responsabilidad comunitaria, la cual se diferencia de la responsabilidad individual. Pero aquélla será llevada por los miembros de la comunidad, obviamente en medidas diferentes, es decir: aportarán para esto aquello de lo que sean capaces. Esto implica también que la propia vida despierte y adquiera la función de conductora ante otros.
   
22 de febrero
Servidores del Señor pueden ser únicamente espíritus libres. Instrumentos ciegos pueden por medio de leyes prescribir caminos, según su voluntad, pero ésta no puede tener un efecto vital. Ya que esto es únicamente posible desde los seres libres.
   
23 de febrero
El alma solamente puede encontrarse a sí misma y su paz, donde no domine su propia voluntad sino la voluntad de Dios. No es un ámbito que podamos lograrlo por el simple anhelo, sino que éste viene hacia nosotros como el Reino gratuito y desbordante de la Gracia.
   
24 de febrero
La Gracia me une a Dios: ella penetra a la criatura sin que sus raíces se separen de Dios y actúa como la “vid sobre los sarmientos”.
   
25 de febrero
Quien asume la cruz, entiende que así la hace más dulce y liviana.
   
26 de febrero
Los misterios del cristianismo forman una inseparable totalidad. Cuando se profundiza en uno de ellos, será llevado a confrontarse con todos los demás.
   
27 de febrero
Nadie fue capaz de salvarse a sí mismo mediante la elección libre de actos penitenciales. Todos los actos penitenciales son necesariamente actos dirigidos por la voluntad de Dios. La cooperación para esto es la entrega de sí.
   
28 de febrero
El Señor nos ha precedido en el camino de la pobreza. Él abandonó todo y mostró, más con su ejemplo que con su consejo, que quien todo lo posee, no posee nada.
   
29 de febrero
Es bueno reverenciar al Crucificado en una imagen. Pero mejor que imágenes de madera o piedra, son imágenes vivas, almas según la imagen de Cristo. 
      
*   *   *
   
Marzo
   
1 de marzo
Quien se sumerge amorosamente con el Salvador en la Cruz, deberá con esto, del mismo modo unirse a la voluntad divina. Y la predicación de la Cruz será vanidad si no fuera expresada en una vida unida al Crucificado.
   
2 de marzo
Atenerse a Cristo no es posible sin al mismo tiempo seguirlo a Él.
   
3 de marzo
En el alma del ser humano acontece la lucha entre el cielo y el infierno. Allí, combaten entre sí.
   
4 de marzo
El pecado es la increíble oposición a Dios. Pecaminosa es el alma que se rebela contra Dios. El pecado enciende el distanciamiento y la oposición, llegando a eliminar la unión con Él.
   
5 de marzo
El alma que es iluminada por la Gracia y se ve en el ámbito de esa luminosidad debe percibir qué hubo de malo en sí misma y, llena de repugnancia respecto de esto, lo rechazará. En tanto se proceda así, este aspecto cederá.
   
6 de marzo
Para liberarse del pecado no hay otro camino que reconciliarse con Dios. Para esto, en vez de oponerse a Dios, hay que dejarse penetrar por Él en una entrega de total sumisión y, de esta manera, se podrá pedir perdón.
   
7 de marzo
El ser humano puede llegar a levantarse sobre su naturaleza pero no puede, con sus propias fuerzas, levantarse sobre sí mismo.
   
8 de marzo
La propia plenitud, es decir, la unión con Dios, y el actuar para que otros logren esta unión, se corresponden mutuamente.
   
9 de marzo
Las horas más felices en la vida del Señor fueron, por cierto, cuando en el silencio de la noche se unía en diálogo con el Padre. Éstas fueron como poder respirar después de su actividad en medio del barullo humano.
   
10 de marzo
Una fuente, fluyente de modo permanente de consejos para la vida interior, son las Sagradas Escrituras.
   
11 de marzo
Para la aceptación creyente de la Revelación Divina es necesario, por el sentido de la misma, una entrega amorosa. La Revelación se completa de modo total cuando Dios se da a Sí Mismo en la vida de la Gracia y de la Gloria; allí se participa de su vida divina y el alma se introduce en ella.
   
12 de marzo
Dios ha creado el alma humana para Sí. Él quiere unirse a ella y donarle la plenitud y la santidad de su propia vida ¡ya en esta vida!
   
13 de marzo
Habitualmente se obtiene una cruz más pesada cuando se quiere dejar la propia antigua cruz.
   
14 de marzo
¡Prueba todo y conserva lo mejor! Esto no implica dejarse reducir por una crítica inmadura. Admitamos que nosotros tenemos una pauta absoluta, un símbolo en el que nuestro camino se diferencia de modo absoluto.
  
15 de marzo
Cada antipatía, cada enojo y rencor que aguantamos en nuestro corazón, le cierra la puerta al Señor. Tan pronto como lo descubramos, debemos inexorablemente tomar posición contra ello, de lo contrario estaremos contra Dios, Quien es el amor.
   
16 de marzo
No piense únicamente que su padecimiento es demasiado grande y su alegría muy pequeña. El Cielo no le toma nada sin dar devolución, la cual será inmensa.
   
17 de marzo
¡Sed perfectos como vuestro Padre que está en los cielos! Ante nuestros ojos, esta imagen se nos hace patente en la persona de Jesucristo. Llegar a ser un fiel retrato suyo es nuestra meta absoluta. Por medio de Él mismo podemos llegar a configurarnos así. Este es nuestro camino.
   
18 de marzo
Únicamente uno puede esforzarse por vivir la vida que se ha elegido, siempre con fidelidad y pureza, aceptando y ofreciendo todos los sacrificios que a ella están ligados.
   
19 de marzo
También el santo conoce tiempos de sequedad interior, en los cuales debe perseverar en el desierto. Sí, pues, él que justamente conoce los tiempos en los que se destacaban las corrientes de Gracia y el fuego incandescente del Espíritu.
   
20 de marzo
En el signo de la Cruz seremos vencedores pues viviremos plenamente nuestras vidas, ya sea con éxito o sin él, pero siempre para bendición de lo que nos circunda, de nuestro pueblo, de nuestra Iglesia.
   
21 de marzo
Nosotros también debemos aprender a ver a otros cargar su cruz, sin poder quitársela. Esto es más difícil que cargar la propia Cruz. Por esto no debemos permanecer indiferentes.
   
22 de marzo
El trasfondo del drama del Gólgota, históricamente humano y sagrado a la vez, es que Dios, el Creador Todopoderoso y Señor del mundo, es al mismo tiempo el Padre que con absoluta y cuidadosa fidelidad protegió a su pueblo; al cual, Israel, cortejó a través de los milenios, de modo tierno y celoso, como esposo.
   
23 de marzo
Bien acontecen los planes amorosos de salvación de Dios sobre toda la humanidad y sobre su pueblo elegido. Pero esto, también lo hace con cada alma individual. Cada individuo será cortejado por Él como una esposa amada y cuidada con fidelidad. Estas expresiones amorosas de Dios serán como espinas, que nunca dejarán en reposo al alma.
   
24 de marzo
Cuanto mayor sea la oscuridad que haya en nuestro entorno, tanto más debemos nosotros abrir nuestro corazón a la luz de arriba.
   
25 de marzo
Cuando la Bienaventurada Virgen pronunció su “Fiat”, comenzó entonces el Pueblo de Dios y ella fue su primera servidora.
   
26 de marzo
El misterio de la Encarnación y el misterio del mal se corresponden estrechamente de forma mutua. Contra la luz, la que proviene del Cielo, cae la noche del pecado de modo fatídico. Esta es una severa y rigurosa verdad.
   
27 de marzo
En lo esencial es una razonable exigencia que con fuerza de obligación se plantea ante al alma: es una palabra de Dios. Y quien de modo solícito la asume, también recibe la fuerza de Dios, que a ella corresponde.
   
28 de marzo
¿Quieres tú, con toda sinceridad, pactar la Alianza con el Crucificado? En todos los frentes, en todos los lugares del mundo donde hay lamentos, tú puedes ser con la fuerza de la Cruz quien suavice, quien sane de modo salvador.
   
29 de marzo
Piensa tú que en donde nos hablamos, no es precisamente el cielo en la tierra. Yo creo que cuanto más supieses de esto: por ejemplo, de cuántos miles de personas están siendo empujadas hacia la desesperación, tú entonces desearías asumir algo de la desmesurada necesidad y sufrimiento que ellos poseen.
   
30 de marzo
La actividad humana no puede ayudarnos a nosotros sino la Pasión de Cristo. Tomar parte de ella es mi exigencia.
   
31 de marzo
La montaña de la purificación se llama Calvario y en ella está como culmen la Cruz, signo que por toda la eternidad se eleva hacia el cielo e indica el único camino hacia él e invita al claro discernimiento y a la clara decisión.
   
*   *   *
   
Abril
   
1 de abril
La Cruz no es un fin en sí misma, ella se eleva hacia lo alto y hacia allí señala.
   
2 de abril
La Ciencia de la Cruz no es una vana teoría. Ella es una verdad bien sabida, una verdad vital, viva, real y eficaz que a modo de semilla será sembrada en el alma y allí arraigará, crecerá e imprimirá en el alma su cuño definitivo y la definirá en el hacer y en el abstenerse.
   
3 de abril
La Cruz es el símbolo de todo lo que pesa, oprime y que repugna a la naturaleza, pues es como un camino hacia la muerte cuando se la asume. Y este peso es el que el discípulo de Jesús debe cargar diariamente sobre sí.
   
4 de abril
El Crucificado exige a cada ser humano su seguimiento. Él mismo ha configurado la imagen del portador de la Cruz y del Crucificado.
   
5 de abril
La fe en el Crucificado, la fe viva que está aunada a una amorosa entrega, es para nosotros acceso a la Vida y el comienzo para la futura Gloria.
   
6 de abril
Una “Scientia Crucis” (Ciencia de la Cruz) únicamente se la puede lograr sentir en lo fundamental de la Cruz. De esto quedé yo convencida en la primera mirada que dirigí hacia Ella y dije desde el corazón: “Ave, crux, spes unica!” (¡Salve, cruz, única esperanza!).
   
7 de abril
Cristo entrega su vida para abrirle al ser humano el acceso a la vida eterna. Pues para ganar la vida eterna, se debe también entregar la vida terrenal.
   
8 de abril
Nosotros debemos morir con Cristo, para resucitar con Él; el morir perpetuamente, que implica sobrellevar los padecimientos y la diaria abnegación de sí y, llegado el caso, el martirio como testimonio de la fe y como portavoz de Cristo.
   
9 de abril
Cuanto más perfecta es la Crucifixión, ya sea activa o pasiva, interiormente lo será la unión con el Crucificado y, entonces, tanto más rica será la participación de la vida divina.
   
10 de abril
Cuando el alma quiere participar de la vida de Cristo, debe atravesar con Él la muerte de Cruz; e igual que Él se entrega a la crucifixión en padecimientos y muerte, como Dios disponga y permita.
   
11 de abril
Ningún corazón humano entró en una noche tan oscura como el del Dios-Hombre en Getsemaní y en el Gólgota. El insondable misterio del abandono de Dios al Dios-Hombre moribundo es imposible que sea penetrado por un espíritu humano con ánimo de investigar. Pero Jesús pudo dar algo de esa extrema amargura a sus amigos.
   
12 de abril
La luz ilumina en la oscuridad del Viernes Santo, pero se eleva irradiando como un “Sol de Gracia” en la mañana de la Resurrección. A través de la Cruz y del padecimiento, hacia el esplendor de la Resurrección. Ese fue el camino del Hijo de Dios encarnado.
   
13 de abril
Cruz y noche son el camino hacia la luz celestial; este es el feliz anuncio de la Cruz.
   
14 de abril
Cristo el Resucitado, el Rey del esplendor, es el prototipo y la cabeza de la humanidad, la configuración de la meta hacia la cual todo ser humano está ordenado y donde colma su sentido.
   
15 de abril
En los padecimientos y en la muerte de Cristo han sido nuestros pecados aniquilados. Cuando en la fe aceptamos esto y cuando nosotros elegimos y recorremos el camino creyente del seguir a Cristo, entonces puede Él llevarnos a nosotros a través de sus padecimientos y de la Cruz, al esplendor de la Resurrección.
   
16 de abril
La Cruz no es solamente un signo, es también la poderosa arma de Cristo, el cayado de pastor con el que Él, poderoso, abre las puertas del Cielo. Entonces todos quienes están en el seguimiento del Crucificado son abrazados por la corriente de luz divina.
   
17 de abril
La vida divina, eterna, en su plenitud, recién llegará a nosotros el día de la Gloria. Pero nosotros, ahora en la carne, participamos de ella en la medida de nuestra fe: Cristo ha muerto por nosotros.
   
18 de abril
Dios está en lo más íntimo del alma, y nada de lo que hay allí permanece oculto para Él.
   
19 de abril
Fortaleza en la fe y avanzar en el camino de la plenitud, se corresponden de modo inseparable.
   
20 de abril
La Gracia que se aloja en el alma, será espiritualmente recibida (apropiada) por la fe. Al mismo tiempo será el centro personal, donde encontrará un punto de partida desde donde esté como Amor Divino; y el amor a todas las criaturas de Dios saldrá con gran impulso nuevamente.
   
21 de abril
La Gracia quiere ser recibida “personalmente”. Ella es un llamado de Dios y la puerta que la persona llamada debe oír y abrir, abrirse a sí misma a Dios que quiere entrar en ella.
   
22 de abril
Cuanto más cerca esté una criatura del arquetipo divino, tanto más perfecto es. Pero todas las criaturas tienen ser y belleza y participan de la más alta belleza: la Belleza en sí, que es Dios, el ser perfecto sin defecto o falta.
   
23 de abril
Cuanto más recogido un ser humano vive en el interior de su alma, tanto más fuerte será la irradiación, y tanto más cautivará y atraerá a otros. Y cuanto más intensamente lleve también todo espíritu libre en su comportamiento el sello de las cualidades personales en el interior del alma, más genuina será esta irradiación y atracción.
   
24 de abril
El alma es algo en sí: es aquello que Dios ha colocado en el mundo. Y este “que”, tiene sus propias particularidades, en las cuales la vida total desarrolla e imprime su propio sello.
   
25 de abril
Amar es, en última instancia, entrega del propio ser y ser uno con el ser amado. Quien hace la voluntad del Padre lo conoce y lo ama, es decir, conoce el espíritu divino, la vida divina y el amor divino. Entonces mientras ama a Dios hace su más íntima entrega de lo que Dios le pide; será su vida la vida de Dios; él encontrará a Dios en él mismo
   
26 de abril
Yo tuve como pauta, desde los primeros días de mi vida, que es mucho más importante ser bueno que ser inteligente.
   
27 de abril
Yo canté siempre con gusto en nuestras devociones escolares la canción injuriosa de Lucero “Un firme castillo”. Por cierto, el mundo puede ser malo. Pero cuando ponemos toda nuestra fuerza en la pequeña bandada de amigos, en la que yo me puedo confiar, entonces ya acabamos con todos los demonios.
   
28 de abril
Nosotros estamos en el mundo para servir a la humanidad
   
29 de abril
Mi actitud respecto de las personas y respecto de mí misma ha cambiado totalmente. No me importa ya moverme según la justicia y, al opositor, en toda circunstancia someterlo. Cuando puedo con aguda mirada ver el lado débil de las personas, ya no necesito más, para encontrar su lado sensible, para entonces tratarla con cuidado (delicadamente).
   
30 de abril
Muy rara vez se puede mejorar a una persona diciéndole: “La verdad dice que…”. Esto puede únicamente ayudar a tal persona, si tiene el exigente valor de llegar a ser mejor y de admitir la crítica.

*   *   *

Mayo
   
1 de Mayo
Concédete todo el tiempo que necesites estar en silencio en la iglesia, para encontrar paz y calma. Esto no solamente redundará en bien tuyo, sino también en tu trabajo y en las personas con las cuales tengas que tratar.
   
2 de Mayo
Es innegable que en el Reino de los Cielos habrá grandes y pequeños. Y la diferencia ya se ha preparado en la vida en el mundo, según la forma en que los dones recibidos hayan sido administrados.
   
3 de Mayo
No se puede esperar que una pequeña liebre se comporte como un león.
   
4 de Mayo
Para comprender a la humanidad, que como una totalidad nos circunda e involucra, es de importancia la experiencia de lo comunitario, cosa que nos une a los hombres de todos los tiempos y épocas, a pesar de todas las diferencias y del enriquecimiento que podamos experimentar en el trato con las personas de todas las condiciones.
   
5 de Mayo
Todo en la vida terrena de Jesús tiene un significado ejemplar, dado que la ha vivido únicamente por nosotros. Él debió nacer como nosotros, para ser en cuerpo y alma un hombre.
   
6 de Mayo
Dios ha podido crear en cada alma humana su propia “casa propia”. Con lo cual la plenitud del amor divino encontró, en la enorme diversidad de almas, el ámbito para dar cabida a su participación.
   
7 de Mayo
El Espíritu es viviente y no muere. Donde alguna vez actuó para configurar la vida humana, no deja como herencia cosas muertas, sino que conduce a una vida llena de sugerencias. Es como una llama escondida y bien protegida que arde con la luz clara que, ni bien sopla sobre ella su vivificante aliento, se enciende e ilumina. Este aliento es una penetrante y afectuosa mirada que generará fuerzas para definir y vencer en la vida.
   
8 de Mayo
Cuanto más alto se eleva el caminante, tanto más amplia será la mirada hacia la cumbre y más libre lo será hacia todo su entorno.
   
9 de Mayo
Todo el conocimiento natural que las criaturas puedan tener de Dios, por más elevado que sea, jamás puede penetrar el misterio de su naturaleza. Por más correspondencia que haya entre la criatura y su Creador, aquélla solamente puede tomar de Él aspectos parciales.
   
10 de Mayo
Dios es la plenitud del amor. Los espíritus creados no son capaces de asumir y participar de la plenitud del amor divino. La criatura participa de este amor de acuerdo a los límites de su ser: el amor lleva el sello de la particularidad personal.
   
11 de Mayo
El espíritu humano que es penetrado y guiado por el Espíritu Divino puede reconocer, por esta misma iluminación, la configuración original de la Creación bajo la desfiguración que la empaña por el pecado. El espíritu humano entonces podrá trabajar para restaurarla.
   
12 de Mayo
En el Ser Divino todo tiene su arquetipo (prototipo). Pero la imagen con la cual se la represente podrá acercarnos o alejarnos de él.
   
13 de Mayo
La unión en el amor implica el acoger al ser amado en sí y hace del amante una imagen del amado. Y como fruto de tal unidad resulta que lleven el sello de una común esencia.

14 de Mayo
La auténtica comunidad de vida, de gracia y de gloria da por supuesto la entrega personal y por eso los seres espirituales creados, sean los ángeles o los seres humanos, tienen ventaja sobre el resto de la creación.
   
15 de Mayo
El llamado hacia la unión con Dios es el llamado hacia la vida eterna. Ya por naturaleza el espíritu humano es inmortal. Por esta naturaleza, es capaz de elevarse hacia la vida sobrenatural. La fe nos enseña que Dios le regala la participación de su propia vida eterna.
   
16 de Mayo
Toda verdad es de Dios.
   
17 de Mayo
Una persona puede dar testimonio de un dogma, sin ser creyente. Él puede orientar su vida en el sentido de los dogmas sin vivir desde la fe. Se cree, pues eso se ha aprendido.
   
18 de Mayo
La Revelación son las palabras que el Señor ha hablado por la boca de los profetas; y ante todo por “la Palabra que se hizo carne” y a sí misma se hizo hombre.
   
19 de Mayo
Cristo es la Revelación de Dios encarnada. Saber que esto es así, únicamente es posible cuando se es tocado por Él, cuando se cree en Él.
   
20 de Mayo
Cuanto mas firme uno esté en la fe, tanto más lo estará en su vida que será configurada e impregnada por esta fe hasta en las más extremas consecuencias y tanto más evidentes, entonces, se le harán los frutos del amor.
   
21 de Mayo
Llegar a ser creyente es imposible sin la Gracia. Por otra parte la fe no llegará a desarrollarse si ella no es abrazada libremente.
   
22 de Mayo
En verdad, creer y llegar a salvarse son una y la misma cosa.
   
23 de Mayo
Por medio de la fe seremos justificados, esto quiere decir que precisamente seremos justificados en tanto y en cuanto vivamos en la fe y desde la fe.
   
24 de Mayo
En el acto de Fe, no será tomado nada como superfluo o banal, o como si el tema no tuviera que ver en lo fundamental con uno mismo. Al contrario, lo que tomo por la fe, es porque esto ya me ha tomado a mí mismo en lo más central de mi persona y a su vez se consolida como mi propio fundamento.
   
25 de Mayo
Todo lo que antes aparecía como separado, en la fe es amalgamado: conocimiento, amor, acción.
   
26 de Mayo
El objeto de la fe no es visible. Pero aunque sea invisible a los sentidos, ella está ante nosotros inmediatamente presente: nos toca, nos retiene y hace posible que nos sostengamos en ella.
   
27 de Mayo
Yo tomo la Mano de Dios que se extiende hacia mí con absoluta firmeza y absoluta protección. El Dios todopoderoso está entonces como un Dios infinitamente bueno. Su amor nos inunda y nos hace sentir contenidos en su amor.
   
28 de Mayo
Se puede escuchar el llamado de Dios a la puerta. Dios se presenta pero se lo toma como algo amenazante, como algo que encadena. Si uno no se deposita en Él, no se puede amar ni sentirse protegido.
   
29 de Mayo
Lo inconmovible de la Iglesia en la incondicional protección de lo Eterno le da una inigualable capacidad de adaptación a los tiempos.
   
30 de Mayo
La Iglesia necesita de nosotros; es decir: el Señor nos necesita. No como si sin nosotros Él fuera impotente. Pero Él nos ha regalado la gracia de ser miembros de su carne y nos necesitará como sus miembros vivos.
   
31 de Mayo
El espíritu de Dios es sentido y fuerza. Él le da al alma nueva vida y la capacita para acciones, para las cuales los límites de su naturaleza las harían inalcanzables. Él señala simultáneamente la dirección de la acción.
   
*   *   *
   
Junio
   
1 de Junio
Dios se entrega en pleno acto de amor a quienes le pertenecen  y se pone a su servicio. Ésa no es únicamente una elección limitada a algunos elegidos, sino a todos los cristianos, ya sean estos consagrados o no, varón o mujer; el llamado a seguir a Cristo es para todos.
   
2 de Junio
La Gracia es el Espíritu de Dios que viene hacia nosotros, es el Amor Divino que desciende hacia nosotros.
   
3 de Junio
El Espíritu de la Luz es por su naturaleza el desborde de abundancia y de plenitud que nunca se agota. El alma que lo asume se llenará de él y lo guardará aún cuando lo irradie. Cuanto más lo irradie, tanto más permanecerá.
   
4 de Junio
Es indudable que el alma, por el renacimiento en el Espíritu, experimenta una radical transformación. La vida en la que ella disfruta, en razón de este estado particular, podría serle perturbado. Desaparece la atadura a la razón natural y a los modos de reaccionar que ésta prescribe. Y, sin embargo, lo más propio del alma no se apagará o extinguirá. Permanecerá intangible.

5 de Junio
Nuestro tiempo, en el cual todas las formas de vida del mundo oscilan y están en transformación, es también un tiempo de lucha en torno de las preguntas eternas. Nosotros tenemos una ardiente búsqueda y un anhelo de Dios, una inquietud en profundizar y vivificar todo en todas las comunidades creyentes, la exigencia de vivir totalmente desde la fe y disponerse totalmente al servicio del Señor.
   
6 de Junio
Las opiniones y juicios de los individuos están ampliamente determinados por “lo que se piensa” y por “lo que se dice”. Estas opiniones y juicios tienen en la práctica una fortísima influencia. Quién es ese “se” (dice, piensa, opina) es muy difícil de comprender. Por ciertas que sean estas opiniones y juicios, surgen de personas individuales; y, a su vez, el espíritu de los individuos está formado de modo definido por el espíritu de la época y esto vale también para los espíritus líderes. 
   
7 de Junio
Una concepción falsa es que en la Iglesia todo está ya establecido para todos los tiempos. Es ingenuo pasar por alto que la Iglesia tiene una historia y que ella, en su lado humano y como todo lo humano, está sujeta a un desarrollo; y que éste, con frecuencia, toma la forma de una lucha.
   
8 de Junio
La Iglesia es el Reino de Dios en este mundo y debe tener en cuenta todos sus cambios; únicamente ella puede introducir en el tiempo la Verdad Eterna y la Vida Eterna como ellas son. Su identidad es proceder de acuerdo a esto.
   
9 de Junio
Se podría decir que toda comunidad de personas finitas tiene su prototipo en la Divina Trinidad; por cierto la imagen es infinitamente distante e incompleta, como lo es toda imagen finita de lo Eterno.
   
10 de Junio
Para entregarse a Dios amorosamente, debemos conocerlo a Él como un Dios Amoroso. De este modo únicamente podrá Él mismo abrirse amorosamente a nosotros.
   
11 de Junio
El Espíritu de Dios es inconmensurable y cuando Él se entrega, no se limita según la medida de aquel a quien se dona.
   
12 de Junio
El espíritu finito tiene una capacidad limitada de comprensión y no es capaz de aprehender nada de lo infinito. Pero por medio de lo que a él le es participado, sus capacidades de comprensión serán reforzadas y de este modo su realización y elevación no tendrán fronteras a pesar de su finitud.
   
13 de Junio
En el Sacramento del Altar, Cristo está corporalmente presente; y en la Comunión, quien la recibe es acogido y transformado en Su propia carne. Por eso, la Iglesia, la comunidad de creyentes, representa el Cuerpo de Cristo.
   
14 de Junio
La idea de la Iglesia, del Sacramento del Altar y de la Comunión (Eucaristía) se corresponde absolutamente y del modo más íntimo con la Encarnación de Cristo. Dios toma en Cristo una configuración exterior, para hacerse visible a los hombres y vivir entre ellos permanentemente.
   
15 de Junio
Todo depende del amor, pues por medio de él seremos dirigidos hacia nuestro fin.
   
16 de Junio
En el cumplimiento de los mandamientos de Dios, obtendremos un conocimiento más profundo de Él y, de este modo, crecerá nuevamente el amor.
   
17 de Junio
El amor en su más elevada plenitud, es únicamente realizado en Dios: en el intercambio amoroso de las Personas Divinas, en el cual se entregan el propio Ser Divino. El amor es el Ser de Dios, la vida Divina, y la naturaleza Divina. Este Amor corresponde a cada una de las Personas Divinas y simultáneamente a la Unidad.
   
18 de Junio
La entrega a Dios, es a su vez entrega al Amor Divino mismo y a toda la Creación, particularmente a todos los seres espirituales unidos a Dios.
   
19 de Junio
Yo me topo en mi ser con otro ser que no es el mío, sino apoyo y sostén del mío, que es un ser en sí sin apoyo y fundamento propio [4].
   
20 de Junio
Cuando Dios se revela como “El Que Soy” (Sinaí, Ex. 3,14: “Yo soy el que soy”), como Creador y sostenedor en la existencia, y cuando el Salvador dice “Quien cree en el Hijo, ese tendrá vida eterna”, éstas son las claras y nítidas respuestas a las enigmáticas cuestiones de mi propio ser (de mi existencia).
   
21 de Junio
La vida de Dios es amor, amor desbordante, incondicionado, libremente regalado; amor que cura a los enfermos y despierta a la vida a los muertos; amor que cobija y protege; alimenta, enseña e ilustra; amor que participa del dolor de los duelos y que es feliz con los felices; que está al servicio de cada ser; con esto llega a ser lo que el Padre ha definido con una palabra: “el Amor del corazón divino”.
   
22 de Junio
El Señor ha revelado a Santa Margarita María de Alacoque cómo ama Él el arrepentimiento de sus fieles. Pero la total consagración al Sagrado Corazón es recién alcanzada cuando nosotros en nuestros ámbitos, en nuestras pausas diarias, cuando en el centro de nuestra vida la vida del Señor llega a ser la nuestra.
   
23 de Junio
Se tiene mucho más en sí de lo que uno sabe. Cuando esto sea necesario se manifestará. Y entonces será sabio disponer de ello.
   
24 de Junio
Siempre y en forma reiterada me siento llena de gratitud cuando pienso en la maravillosa y misteriosa Providencia de Dios en nuestras vidas.
   
25 de Junio
Permaneced consolados y serenos: la fidelidad a la voluntad de Dios conduce a través de la tormenta y de la noche, mientras la conciencia vela.
   
26 de Junio
Más grande que todo es la paz de la eternidad, en la cual todas las ataduras han caído y todos los velos se han disuelto.
   
27 de Junio
Siempre mi pensamiento ha ido más allá de aceptar que la misericordia de Dios se limite únicamente a las fronteras visibles de la Iglesia.
   
28 de Junio
El Señor puede conceder su gracia a aquellos que están fuera de la Iglesia. Pero ningún ser humano a partir de sí mismo podrá llegar a esta posibilidad, excluyendo a la Iglesia.
   
29 de Junio
El alma se une a Cristo viviendo de Su propia vida, pero recién cuando se transita totalmente el camino de la Cruz junto a Él, será la entrega total. Este es el mensaje de San Pablo. Éste tiene la Ciencia de la Cruz desde su íntima experiencia.
   
30 de Junio
Fundamento y autor de mi ser como de todos los seres finitos, puede únicamente ser un Ser que no haya sido creado, como todo ser humano: Él debe ser por sí mismo. Un Ser que no haya tenido un comienzo, un ser que no pueda “no ser”, sino que necesariamente es.

*   *   *

Julio
   
1 de Julio
El ser humano tiene la responsabilidad del cuidado de su cuerpo. Si el cuerpo es descuidado o malamente tratado, aparecerán perturbaciones en sus funciones y existe el peligro de que también la vida interior se perturbe. El cuerpo se abre paso a la superficie y se manifiesta cuando algo en él no está en orden.

2 de Julio
Quien incorpora en sí la carne del Señor, su cuerpo es a la vez santificado.
   
3 de Julio
Un cuerpo santificado no perturba al alma. Él es para ella la morada dispuesta que le hace posible una vida santa y libre.
   
4 de Julio
Cuando se pretende hacer consistir a toda la vida únicamente en sacrificios, se cae en el peligro de aproximarse al fariseísmo.
   
5 de Julio
Lo que de nosotros mismos conocemos, incluso de nuestras faltas y omisiones, es únicamente lo que se ve en la superficie. Lo profundo de donde ellas vienen está también en nosotros, en amplia medida, desconocido. Dios las conoce y puede purificarlas.
   
6 de Julio
El pensamiento taxativo acuña conceptos filosos, pero es incapaz de aceptar lo que exceda sus límites. A éstos los empuja a la lejanía, distantes de todos los conceptos que le son propios. Más que el camino del conocimiento filosófico nos da el camino de la fe: del conocimiento del Dios personal y próximo, del amor y la compasión del que hace una entrega que supera todo conocimiento humano.
   
7 de Julio
Para ser imagen de lo Eterno, el espíritu debe dirigirse hacia lo Eterno, hacia aquello que es comprendido por la fe, guardado en la memoria y abrazado amorosamente por la voluntad.
   
8 de Julio
También el camino de la fe es un oscuro camino. Dios mismo ha “abajado” su lenguaje, adaptándolo a la medida de lo humano para hacernos comprensible lo que de hecho es inefable.
   
9 de Julio
Qué maravillosos son los milagros de Su Amor. Ante ellos quedamos estupefactos, balbuceamos y enmudecemos, pues el espíritu y la palabra fracasan.
   
10 de Julio
Verdaderamente infinito es quien “no puede tener fin” y lo es, pues, si el ser no le ha sido dado sino que Él por sí posee, es. Es el “dueño” del Ser si es Ser por sí mismo. Nosotros lo denominamos el “Ser Eterno”. Él no necesita del tiempo, sino que es también Señor del Tiempo.
   
11 de Julio
El verdadero amante ve al amado como él ha “salido de la mano de Dios”, así como él es absolutamente en sí y como sería por sí mismo.
   
12 de Julio
Nosotros llegamos a “tocar”, en una relación absoluta con un ser humano, en su interior y personal existencia, cuando lo hagamos como una criatura salida de “la Mano de Dios”.
   
13 de Julio
El haber tratado con personas que sean mayores que yo, más maduras y más adelantadas, me ofrece muchos estímulos e invitaciones. Pero este trato también tiene un peligro. Un fácil entendimiento y una poco común capacidad de ponerme en el lugar de ellos, me permitió seguirlos instantáneamente. Esto despertó en mí la sensación de imitarlos y me decepcioné de mí misma.
   
14 de Julio
Es tan poca la culpa que se le puede imputar a una persona por su mala disposición, como son tan pocos los méritos por su talento. Él no es responsable ni de una cosa ni de otra. Por el contrario él sí es responsable de todo lo que hace contra una mala disposición.
   
15 de Julio
Siempre es bueno aclararle a alguien, de modo insistente y enérgico, cómo se debe ser.
   
16 de Julio
Nosotros tenemos nuestra raíz en el Corazón de Jesús. A los ojos del hombre natural éste es el oscuro reino de la tierra. Para los ojos de la fe, éste es la claridad de la Luz.
   
17 de Julio
Frente a todo juego de simpatías o antipatías se impone el mandamiento del Señor: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. Esto vale sin condiciones ni cálculos. El prójimo no es quien yo quiera o desee. Él es quien se acerque a mí, sin excepción.
   
18 de Julio
La Fe da la respuesta respecto adónde hay que buscar la fuente de fuerzas. Dios no exige nada al ser humano sin darle, al mismo tiempo, la fuerza para ello. La Fe lo enseña y la experiencia de vida en la Fe lo confirma.
   
19 de Julio
Dios es la verdad. Quien busca la verdad, busca a Dios, le sea claro o no.
   
20 de Julio
Esto es lo que los conocedores de la vida interior de todos los tiempos han experimentado: ellos fueron llamados a su interioridad y atraídos allí por algo más fuerte que el mundo exterior; allí experimentaron la irrupción de una vida nueva, poderosa, y elevada; tuvieron la experiencia de lo sobrenatural, de lo divino.
   
21 de Julio
La corriente mística, que fluye a través de todos los siglos, no es un extraviado brazo colateral de la Iglesia que se ha apartado de la vida de oración de ésta. Esta corriente es su más íntima vida.
   
22 de Julio
La oración es el acto humano más elevado del que el espíritu humano es capaz.
   
23 de Julio
La oración es una “Escala de Jacob” por la cual el espíritu humano asciende hacia Dios y por la cual desciende la Gracia de Dios.
   
24 de Julio
La efusiva y amorosa entrega a Dios y la divina correspondencia es el más alto grado de oración. Las almas que lo han alcanzado son el verdadero corazón de la Iglesia: en ellas vive el supremo amor sacerdotal de Jesús.
   
25 de Julio
Lo más íntimo de la esencia del amor es la entrega. Dios, quien es amor, se dona a la Creación a la cual ha creado por amor.
   
26 de Julio
La gracia mística da como experiencia lo que la fe enseña: la inhabitación de Dios en el alma. 
   
27 de Julio
La “seguridad de Ser”, que yo siento en mi existencia pasajera, indica un inmediato anclaje en el último apoyo y fundamento de mi ser (Dios). Esto es por cierto muy oscuro de vislumbrar, y de ninguna manera puede ser designado como conocimiento.
   
28 de Julio
Dios es el amor; y el amor es la bondad que se regala en sí misma, una plenitud del ser que no permanece encerrado en sí, sino que se da en participación a otros, que se regala y quiere hacer feliz.
   
29 de Julio
Participar de la vida de otras personas, tomar parte en todo lo que concierne, en lo grande, en lo pequeño, en la alegría y en el dolor, pero también en sus trabajos y problemas, es donación y felicidad.
   
30 de Julio
Dios creó al ser humano como varón y mujer y a ambos según su imagen. Entonces las particularidades de lo puramente masculino y femenino produjeron el más elevado, alcanzable y fiel “imagen de Dios” y la más fuerte imbricación de la vida terrena con la vida divina.
   
31 de Julio
El Espíritu vive y sopla donde Él quiere: Él ha creado todas las formas tradicionales y siempre debe crear nuevas formas.

*   *   *

Agosto
   
1 de agosto
St. Petri ad vinc (“liberación de Pedro de las cadenas”), es para mí una festividad particularmente querida, no como una fiesta conmemorativa, sino en el sentido de la liberación de las cadenas por las manos del ángel ¡Cuántas cadenas han sido desatadas y qué santo será el momento cuando caigan las últimas! Hasta este momento se deberá mantener calmo y soportar. Cuanto más calmo, tanto menos se sentirán estas ataduras. Hay que estar convencido que el ángel, en su misión, no fallará.

2 de agosto
Uno no debe limitarse a estimar un pequeño fragmento de vida, pues captará solamente lo que en ese momento está en la superficie. Demos por seguro que este momento expresa un punto de inflexión en el desarrollo de la vida espiritual y no se debe lamentar si la crisis se prolonga. Debe primar el criterio de que en la crisis hay algo implícitamente bueno.
   
3 de agosto
En todo caso, la vida es demasiado complicada como para imaginar que prescribiendo un plan inteligente, definido y unívoco, se puede arremeter y mejorar el mundo.
   
4 de agosto
Respecto de la Fe, quisiera traerte a colación que su desarrollo y su camino es para nosotros únicamente previsible dentro de muy estrechos límites y mucho más limitados son los límites en que podemos actuar; pero en una última instancia, se llega a buen fin.

5 de agosto
Yo estoy convencida de que Dios no llama a nadie únicamente para Él. Y que cuando toma a un alma lo hace como expresión de su forma pródiga de amar.
   
6 de agosto
Así acontece a través de los siglos: en el silencioso diálogo de las personas consagradas con su Señor, se preparan desde lejos las particularidades visibles de la historia de la Iglesia, lo cual renueva el rostro de la tierra.
   
7 de agosto
Quien ama es impulsado a hacer algo por el amado.
   
8 de agosto
Yo no pido otra cosa que en mí y por medio de mí se haga la Voluntad de Dios.
   
9 de agosto
Desde ya acepto la muerte a la que Dios me ha destinado, en perfecta sumisión a su santísima voluntad y, con alegría, me entrego. Le ruego al Señor que mi vida y mi muerte sea aceptada por su honor y para su glorificación por todos; ruego al santísimo Corazón de Jesús, a la Santísima Virgen María y la Santa Iglesia que el Señor la acepte y su Reino sea glorificado por la salvación de Alemania, por la paz del mundo, por mis familiares vivos muertos y por todos los que Dios me ha dado: que ninguno de ellos se pierda.
   
10 de agosto
Quien pertenece a Cristo, debe transitar la vida de Cristo en su totalidad. Él debe emprender el camino de la Cruz, hacia Getsemaní y el Gólgota.
   
11 de agosto
Cuando por medio de la boca de los profetas Dios dijo que Él estaba conmigo como padre y madre, pues Él era el amor en sí, entonces pude ver qué “razonable” era depositar mi confianza en sus brazos y qué tonto es todo miedo de caer en la nada, cuando incluso me era imposible a mí misma arrancarme de sus brazos protectores.
   
12 de agosto
Todo ser humano debe padecer y morir. Pero cuando él está unido al Cuerpo de Cristo, entonces logra que su padecimiento y la muerte por medio de la Divinidad de la Cabeza del Cuerpo Místico, sea una fuerza redentora.
   
13 de agosto
¡No nos permitas dirigir aquello que nosotros no podemos llegar a dirigir! La apariencia exterior de las cosas se nos presenta como ilusorias o equívocas. Nosotros vemos, aquí en la tierra, las cosas como un rompe cabezas. El Creador, únicamente, conoce el verdadero ser.
   
14 de agosto
La entrega de nuestra voluntad es lo que Dios nos pide a todos y es lo que nosotros podemos hacer. Esto es la medida de la santidad.
   
15 de agosto
La Comunión de los Santos, que es prototipo eterno de la pasajera analogía de la comunidad de vida de los humanos, tiene sustento en la misericordiosa Reina del Cielo, quien transmite a esta comunidad la corriente de Gracia que brota del tronco de la Cruz y del Corazón del Salvador herido permanentemente por nuestros pecados.
   
16 de agosto
Lo que Dios quiere de ti es que, cara a cara con Él, hagas la experiencia de buscarlo.
   
17 de agosto
Quien no logra encontrarse a sí mismo, tampoco encontrará a Dios ni llegará a la vida eterna. O mejor aún: quien no encuentra a Dios, tampoco tendrá éxito de encontrarse a sí mismo y la fuente de la vida eterna que en su propio interior lo está esperando.
   
18 de agosto
Que la Voluntad del Señor se expresara en la Palabra y que ésta se hiciera carne, no es comprensible aquí sino como adaptación a las condiciones naturales de las criaturas, a las cuales Él quiere hacerse perceptible. Lo espiritual quiere acercarse al hombre de la forma más fácil posible, manifestándose en lo visible.
   
19 de agosto
¿Puede el ser humano configurar la imagen de cuál debe ser su destino? ¡Si y no! Como ser racional, libre y responsable, él tiene la posibilidad y la obligación de trabajar para determinar su perfil. Que para el ser humano y su formación también hay otros responsables, se entiende esto desde la responsabilidad solidaria en la cual la humanidad ha sido creada.

20 de agosto
Se dirá que el Señor configura por sí mismo sus propias herramientas para prestar sus cuidados. Pero hay que considerar en qué forma Dios procede, especialmente en el ámbito de la formación y educación que definirá una vocación. Allí Naturaleza, Libertad y Gracia actúan de modo conjunto. Aquí, de este modo, la formación de una persona, plantea un problema y una tarea.

21 de agosto
La educación implica el conocimiento de la totalidad de la persona, abarcando su cuerpo, su alma y su espíritu, considerando todas sus fuerzas.
   
22 de agosto
Todo aquello que actúa en la educación del alma y formando la totalidad de la persona humana, es aquello que es asumido en el interior del alma. De este modo cada vínculo con personas, puede ser un ejemplo y un comportamiento que tenga un fuerte efecto formativo. Lo más esencial para la educación del ser humano es el ser humano.
   
23 de agosto
Únicamente aquello que es ejercitado por uno mismo es lo que puede conducir a otros.
   
24 de agosto
La vida espiritual no se enciende únicamente conviviendo con personas piadosas, sino también con el encuentro con personas cultas en las cuales una particular vida espiritual está arraigada. Nosotros las denominamos “Cultura” (= cultas), en tanto son creadoras de la vida espiritual humana.
   
25 de agosto
El espíritu humano es llevado por la cultura, para entenderla y disfrutarla. Él no puede desarrollarse plenamente, si no toma contacto con los diversos ámbitos de la cultura, y el hombre individual no puede encontrar su sentido si no llega a conocer el campo que le señalan sus talentos naturales.
   
26 de agosto
Yo tomo lo que viene y ruego únicamente que me sean dadas las capacidades que para ello sean necesarias. En todos los casos es una buena escuela de humildad cuando de modo permanente se han de hacer cosas que, aún con gran esfuerzo, únicamente se logran resultados muy incompletos.
   
27 de agosto
Todo gran genio es un instrumento del Todopoderoso; un megáfono por medio del cual se puede oír el Espíritu de Dios. Cada obra de arte pura es una revelación de la Verdad Divina en un lenguaje que es comprensible para el espíritu humano y su corazón. Pero esto es así, en tanto el artista se entregue al espíritu que está sobre él y, en un acto de pura obediencia, se olvide de sí mismo.
   
28 de agosto
Un poema perfecto es, según yo creo, una verdad perfecta, una santidad sencilla y transparentemente clara.
   
29 de agosto
¡Nosotros somos! Con esto nos es dada nuestra primera tarea: configurar nuestro ser, nuestra individualidad. No debemos configurar ningún “ser colectivo”, no, lo más personal nuestro debe elevarse sobre esto al máximo. Hay aquí un peligro. Por eso exige el más alto ascenso de la individualidad, la más alta tarea de autoformación.
   
30 de agosto
La entrega del cristiano no es despersonalización para hundirse en la nada o en lo colectivo, no. Es entrega al Ser (Dios), elevación de la persona sobre sí misma, saltar al espacio de lo libre y amplio del ser y liberarse de las ataduras personales y entonces remitirse a la tarea con las cosas y los seres humanos.
   
31 de agosto
Quizás en el curso de los siglos nos hayamos acostumbrado demasiado a una actitud pasiva dentro de la Iglesia ¡El siglo exige más! ¿Entendemos nosotros qué pasa hoy en día? ¿Qué es vivir la vida de Cristo en profundidad y vivenciarla en profundidad? ¡Mucho se ha hecho, pero infinitamente más hay que hacer aún! Con nuestras propias fuerzas jamás podremos dominar tal montaña de tareas, pero sí, de modo absoluto en el Signo de la Cruz.

*   *   *

Septiembre
   
1 de septiembre
Todo lo que en la naturaleza no está o no es como debiera, es responsabilidad del hombre, su alejamiento del Plan de la Creación es su culpa.
   
2 de septiembre
Lo que entra en el alma y lo que de ella sale, la impregnará. También la gracia será en cada alma aceptada según sus particularidades. Su individualidad no será quitada por el Espíritu de la Luz, sino se desposará con ella y verdaderamente de este modo experimentará un nuevo nacimiento.
   
3 de septiembre
El Señor nos espera para cargar sobre sí todos nuestros pesos, para consolarnos, para aconsejarnos y para ayudarnos siempre como el más fiel y permanente Amigo. Al mismo tiempo nos permite participar de su propia vida; sus asuntos serán los nuestros; y siempre llegaremos a estar más profundamente ligados al Señor y, con Él, a todos los seres. Quedará abatida toda soledad.
   
4 de septiembre
Que la libertad divina se someta en la elevación de la Plegaria a la voluntad de sus elegidos, en cierto modo, es el hecho más maravilloso de la vida religiosa. Por qué esto es así, es algo que supera todo lo comprensible.
   
5 de septiembre
El santo, quien desde la plenitud de su amor ha hecho buenas obras y ha “acumulado un tesoro en el cielo”, puede desde su abundancia participar a otros. Esto quiere decir que por medio de ellos se puede implorar la gracia, y por esto es oportuno dirigirse a ellos.
   
6 de septiembre
Lleno de mérito es únicamente aquello que se hace sin intención de obtener una retribución. No se puede hacer ningún negocio con Dios, ni para sí mismo ni para otros. A Dios puede serle grato únicamente lo que se hace por amor a Él.
   
7 de septiembre
“Quien quiera guardar su vida, la perderá”. Por lo tanto, el alma únicamente puede dirigirse hacia sí misma cuando hace algo que no es para sí. Lo propio de la vida del alma es que ella fluya. Y, precisamente, cuanto más acontece esto, mayor es su propia vida interior y menos se ocupa de sí misma.
   
8 de septiembre
Dios eligió como camino para su encarnación el nacimiento desde una madre humana. Desde que ella supo que estaba gestando un hijo, estuvo totalmente al servicio de esa misión: espera recogida, entregada al servicio, atenta a toda palabra y signo, participando en la obra de su Hijo, perseverante y fiel hasta la muerte de Jesús y más allá aún de su muerte.
   
9 de septiembre
En Cristo se nos presenta Dios el Señor. Es la imagen del Padre como Palabra Eterna, en la cual se contempla al Padre en sí mismo. Así en la Palabra Encarnada se hace visible a nuestros ojos humanos: “Quien me ve a mí, ve al Padre”.
   
10 de septiembre
Quien cree en Cristo y en su Evangelio, desea el cumplimiento de las promesas; es sostenido en el Amor y cumple sus mandamientos. Esto mantiene unidos en una profunda comunión de amor a quienes tienen el mismo sentir.
   
11 de septiembre
Cuando una comunidad natural de seres humanos es más que una libre asociación de individuos; cuando nosotros aquí podemos comprobar una firme y orgánica unidad, vale esto en eminente sentido para la comunidad sobrenatural de la Iglesia.
   
12 de septiembre
La unión de las personas en Cristo es diferente a la de una comunidad de personas en el mundo. Aquella implica un crecimiento interior y un arraigar en ella. Este real “ser uno con Cristo” tiene por consecuencia que todos los cristianos llegan a estar unidos como eslabones de cadena.
   
13 de septiembre
Es altamente llamativo cómo aquello que el hombre coloca sobre sí como absoluto, la libertad, es simultáneamente inseparable de otra cadena y funda una verdadera “comunidad de destino”. Él es responsable por la salvación de todos y todos los otros, por la suya.
   
14 de septiembre
En los primeros siglos del cristianismo, la imagen del Crucificado, permaneció oculta. Pero cuando llegó su tiempo, apareció la Cruz, luminosa en el cielo [5], y exhortó a ir a buscar el olvidado madero de la ignominia, y en él el signo de la salvación, el símbolo de la fe y la señal de los creyentes. Cada año, cuando la Iglesia nuevamente la eleva sobre nosotros, debemos recordar esto.
   
15 de septiembre
La tarea inmediata de la Iglesia es instruir en la fe y educar para la vida desde la fe.
   
16 de septiembre
La solemne alabanza a Dios en la tierra debe tener sus lugares de culto. Pero estos lugares, ámbitos de un profundo silencio, deben generar alegría interior.
   
17 de septiembre
Cuando de ningún es posible alcanzar la calma, cuando no hay ningún ámbito en el cual uno pueda retraerse hacia sí, cuando las inevitables obligaciones prohíben una hora de silencio, entonces por lo menos interiormente, por un instante, ciérrese a todo y huya hacia el Señor. Él está ahí y puede, en un instante, darnos lo que necesitamos.
   
18 de septiembre
¡No pierda el ánimo, incluso cuando todo lo exterior sale mal!
   
19 de septiembre
Tenga paciencia para consigo mismo, el Señor también la tiene.
   
20 de septiembre
Que nosotros muchas veces hemos pensado y actuado equivocadamente, lo podemos comprobar a diario, cuando al respecto indagamos. Es muy provechoso hacerlo. Esto nos “dará en las narices” y dado que no debemos abandonarnos a nosotros mismos, debemos acudir a alguien que nos cuide y vea más claro y más lejos que nosotros mismos.
   
21 de septiembre
Cuando la noche llega y la mirada retrospectiva muestra que todo está incompleto y mucho ha quedado sin terminar; cuando esto despierta vergüenza y arrepentimiento: entonces tomamos todo como está, lo ponemos en las manos de Dios y se lo entregamos. Así, en Él podremos quedar en calma, realmente en calma y el nuevo día comenzará como una nueva vida.
   
22 de septiembre
Siempre se aprenderá cuando se escucha el parecer que, sin prejuicios, las personas mayores emiten; y cuando se lo examina a fondo; y cuando también lo hacemos con sus experiencias.
   
23 de septiembre
Toda glorificación de Dios ocurre a través de Cristo, con Él y en Él.
   
24 de septiembre
Cristo oró no solamente cuando se retiraba de la multitud, sino también permaneciendo entre los hombres.
   
25 de septiembre
Todo lo que nosotros necesitamos está compendiado en las siete peticiones del Padrenuestro que el Señor no solamente lo ha rezado en su propio nombre, sino que lo ha hecho así para que nosotros lo aprendamos.
   
26 de septiembre
La oración de la Iglesia es la oración de Cristo permanentemente vivo. Aquella tiene un prototipo en la oración de Cristo durante su vida humana.
   
27 de septiembre
Cada auténtica oración es oración de la Iglesia: a través de cada oración auténtica algo ocurre en la Iglesia y es la Iglesia misma quien ora allí.
   
28 de septiembre
Jesús no solamente participó en los servicios divinos prescriptos en público. Los evangelistas relatan que quizás con más frecuencia oraba en soledad en el silencio de la noche, en lo alto de la montaña o en los apartados desiertos.
   
29 de septiembre
Cuando el alma está en sí vacía y cerrada y cuando el ruidoso yo se ha acallado totalmente, entonces hay espacio de silencio en el que uno puede sentirse a sí mismo. Nosotros, al respecto, casi no podemos nada; Dios lo debe hacer.
   
30 de septiembre
Lo que nosotros somos o podemos llegar a ser, no permanece en sí cerrado, sino que debe propagarse, repercutir; todo nuestro ser, nuestro hacer y llegar a ser en el tiempo está ordenado hacia la eternidad y tiene un sentido por lo eterno y nos da claridad cuando lo ubicamos en la Luz de la Eternidad.

*   *   *

Octubre
   
1 de octubre
Mi impresión sobre la “pequeña Teresa” [6], hasta en sus últimas instancias, fue de un amor humano formado exclusivamente por el amor a Dios. Yo no conozco algo más grande; y hacia esto, en tanto sea posible, quiero entregar mi vida y todas las circunstancias de ella.
   
2 de octubre
Los espíritus puros son como rayos por medio de los cuales la Luz Eterna es participada a toda la creación.
   
3 de octubre
Los ángeles son espíritus puros, sus posibilidades son superiores a las de los seres humanos. Ellos son personas libres, espíritus servidores, están juntos y con todas las demás personas espirituales en una comunidad, en un reino de entrega y de recepción de amor, del cual el principio y el fin es el Dios Trinitario.
   
4 de octubre [7]
El hombre ha sido designado a llegar a ser el salvador de todas las criaturas. Él lo puede ser, en tanto se salve a sí mismo. El santo entiende el lenguaje de los animales, el comprende cómo hacerse entendible a ellos; así, el hermano lobo se somete a él en obediencia.
   
5 de octubre
Una responsabilidad totalmente del ser humano se abre delante de nosotros: la irrupción de la gracia sobre la naturaleza es posible únicamente para un ser libre. Quien por naturaleza no es libre, es incapaz de buscar por sí mismo la salvación. Esto no afirma de ningún modo que la salvación no les sea posible. El alma de los animales, irracional y cerrada en sí misma, reclama ser acogida. Pero la salvación debe llegar a ellos desde afuera. También un inquieto y temeroso suspirar evoca como una expresión la espera de la Revelación del Niño Dios.
      
6 de octubre
¿Qué expresa al hombre el alma del animal? El ser humano forma una unidad con la naturaleza y con todos los seres creados. El hombre puede sentir qué es lo que vive en el alma del animal, como también el animal siente lo que vive en el alma del hombre. El animal no aporta solamente como parte de la naturaleza sino como criatura o niño de Dios.
   
7 de octubre
En tanto el hombre esté lleno de Amor Divino, será capaz también de comprender y contener amorosamente el alma llena de miedo de los animales. Éstos encuentran, en el acercarse al hombre calmo, su propia tranquilidad.
   
8 de octubre
Que en la práctica no hay nada perfecto, de acuerdo a las leyes de la razón, tiene su causa en que nosotros no somos espíritu puros. No hay ningún motivo para rebelarse contra esto.
   
9 de octubre
No hay nada más hermoso en el mundo que los efectos de la Gracia en un alma.
   
10 de octubre
El Reino de los espíritus celestiales es perfecto, cada miembro está allí en su justo lugar y no exige nada de los otros; cada uno está en la plenitud de su esencia, protegido, desarrollado sin impedimentos y fructifica plenamente; se alimenta de la Primigenia Fuente del Amor y esto lo derraman en el círculo de acción a ellos designado.
   
11 de octubre
La maternidad de María es el prototipo de la maternidad; como ella, así debe ser cada madre con la totalidad de su alma, para depositar en el alma del niño todas las riquezas de su propia alma.
   
12 de octubre
Es posible que la presente forma de vida nuestra no nos parezca demasiado adecuada ¿Qué sabemos nosotros de esto en lo más fundamental? Pero que nosotros estamos aquí y ahora, para lograr nuestra santificación y la de aquellos que nos han sido confiados, sobre esto no cabe ninguna duda.
   
13 de octubre
En el tiempo inmediato anterior a mi conversión y aún un largo lapso después de ella, yo pensaba que la vida religiosa implicaba que se debía prescindir de todo lo mundano y únicamente vivir con el pensamiento de las cosas divinas. Gradualmente aprendí a reconocer que en este mundo otras cosas nos eran demandadas, y que en sí misma, la vida contemplativa y la unión con el mundo no debían separarse.
   
14 de octubre
Yo creo que cuanto más profundamente alguien se impregna de Dios, tanto más debe en este sentido volcarse y penetrar el mundo para dejar en él la Vida Divina.
   
15 de octubre [8]
Mujeres quienes se han olvidado totalmente de sí fueron elegidas por el Señor, con una particular predilección, para llevar a cabo en la Iglesia grandes reformas: una santa Brígida, Catalina de Siena y Santa Teresa, fueron las poderosas reformadoras en tiempos de gran apostasía.
   
16 de octubre
“Prueba y examina todo y conserva lo bueno”.
Prueba se puede hacer únicamente cuando se tiene un parámetro de referencia. Nosotros tenemos un parámetro en nuestra fe y en la rica herencia de nuestros grandes pensadores: nuestros Padres y maestros de la Iglesia.
   
17 de octubre
Nosotros tenemos hoy, por todas partes en la Orden [9], una lucha por la renovación y profundización de lo espiritual. Me parece a mí que el rasgo de la total entrega al servicio del Señor como llamado propio de la vida de la Orden no se da en general.
   
18 de octubre
¿Ha hecho el Señor alguna vez una diferencia entre hombres y mujeres? En su amor no pudo ni puede haber ninguna diferencia. Y parece que Él hoy llama a numerosas mujeres para tareas específicas en su Iglesia.
   
   
19 de octubre
Nosotros debemos interpretar en el relato de la Creación que la mujer fue puesta al lado del varón a fin de que ambos se condujeran a plenificarse mutuamente.
   
20 de octubre
Cada criatura tiene su propio sentido y es, en sus modos originalísimos, imagen del Ser Divino.
   
21 de octubre
“Dios creó al hombre a su imagen y semejanza” ¿Qué significa la “imagen de Dios en el hombre”? De modo sintético y breve se encuentra la respuesta en las palabras del Señor: “Sed perfectos como lo es vuestro Padre que está en los cielos”. Deseo indicar al respecto que la imagen de Dios es como la propuesta, la vocación y destino del hombre.
   
22 de octubre
No hay una particular distinción para los pocos elegidos cuyos nombres la historia del mundo ha acreditado por haber tenido misiones o actividades particulares. Cada alma humana es creada por Dios, cada una de ellas lleva en sí un sello que la diferencia de otras. Y una vocación para determinada actividad, está ya implícita en las particularidades de la personalidad.
   
23 de octubre
El amor de Cristo no se pone sobre la persona como una mera convicción teórica, sino en la convicción del corazón y de la “praxis” de la vida, esto es: libre de falsas ataduras ya sea para consigo o para con otros y este es el sentido de pureza más íntimo y espiritual.
   
24 de octubre
La virginidad es la más alta y positiva ligazón a Cristo en una permanente unión de vida. Ella debe hacerse sentir, ante todo, en el amor a Cristo que debe determinar la totalidad de las acciones, en la alegría irradiante y en la evidente disposición al sacrificio, en la paz interior que no será perturbada por ninguna peripecia exterior; en estar lleno de la verdad Divina y en el entusiasmo por la vida, que será compartida con Cristo.
   
25 de octubre
Amor servicial es prestar ayuda a todas las criaturas y conducirlas hacia su plenitud. Este es el título que se le debiera dar al Espíritu Santo. Así podemos ver nosotros en el Espíritu Divino, que se derrama sobre todas las criaturas, el arquetipo de lo femenino.
   
26 de octubre
“A los vencedores Yo les daré una piedra blanca y sobre ella estará escrito un nombre nuevo, el cual no es conocido por nadie, incluso quien la recibe” ¿Deberá cada nombre no ser un nombre propio en el pleno sentido de la palabra, sino que el exprese la más íntima naturaleza del sujeto y, por medio de él, Dios devele el misterio secreto de su ser? Este es un nuevo nombre no para Dios, sino para los hombres; en la tierra ellos han llevado otro nombre: el lenguaje humano, en verdad no tiene ningún nombre verdadero.
   
27 de octubre
La historia de las almas está profundamente guardada en el Corazón Divino. Y no lo que a veces nosotros creemos entender de la propia es un fugaz reflejo de lo que permanece como un misterio en Dios, hasta el día en que todo se develará. Mi gran alegría es la esperanza de la futura claridad.
   
28 de octubre
¡Mi ser, como yo encuentro de inmediato y yo me encuentro en eso, es un ser fútil: yo no soy por mí mismo y por mí no soy nada. Estoy a cada instante delante de la nada y debo ser regalada con mi propio ser de instante en instante! Y dado esta contingencia de mi ser, yo me tranquilizo en cada instante en la Plenitud del Ser (Dios).
   
29 de octubre
El hecho innegable de que mi ser es finito y va subsistiendo de instante en instante y está expuesto al no-ser, le corresponde al otro hecho del mismo modo innegable de que yo, a pesar de esa fugacidad, “soy”; de instante en instante yo estoy sostenida y contenida en el “Ser” (Dios) de modo permanente.
   
30 de octubre
Cuando aquí en la tierra en una ocasión ardió un Santo Fuego y ha dejado rastros de su acción, entonces están en todas partes restos de este Santo Ardor; toda luz se nutre en la arcana fuente, de esta oculta incandescencia, que no se agotará como fuente de bendiciones para irrumpir siempre y de modo renovado. Tal fuente de bendiciones se abre ante nosotros por medio de la memoria de los santos. (Los santos son los “restos”, brasas, del Santo Ardor, el Espíritu Santo).
   
31 de octubre
Ayer me vino la imagen del Niño Jesús de Praga quien está coronado con la “Corona Imperial” ¿No es Él el Rey Celestial que debe poner fin a todas nuestras necesidades? Él tiene en su mano las riendas, que significan que también debe gobernar a los hombres.

*   *   *

Noviembre
   
1 de noviembre
Es una osadía querer levantar el velo de los misterios de Dios. Pero, sin embargo, el dedo del Todopoderoso escribe la vida de sus santos a fin de que las leamos y que por medio de ellas alabemos Sus maravillas.
   
2 de noviembre
A la vida plena del hombre pertenece un entendimiento del ser que ante las últimas instancias no cierra los ojos. La expectativa de la muerte nos debe conducir y ayudar a entender las verdades de nuestro propio ser. Vida propia, vida verdadera, significa realizar las propias posibilidades y corresponder a las exigencias de cada momento y a los respectivos condicionamientos de la vida.
   
3 de noviembre
Lo principal es que en la oración permanezcamos unidos y que, a la vez, nos encontremos mutuamente bajo la luz eterna. El anhelo crece luego, tanto más cuanto más se ve adentrarse en esto a otros.
   
4 de noviembre
Creer en un santo no significa otra cosa que sentir en él la presencia de Dios.
   
5 de noviembre
Alguien es reconocido como un santo o sabe que él es santo, únicamente cuando en él se siente al Espíritu Santo; “quilocutus est per prophetas”: el que ha hablado por medio de los profetas.
   
6 de noviembre
Cuando a nosotros no nos cierra el hecho de que para tantos la muerte temporal llega sin que, por lo menos alguna vez, hayan tenido ante sus ojos el tema de la eternidad y para ellos la salvación haya sido un problema, no podemos saber nosotros si en algún “lugar del más allá” esta cuestión decisiva se hará presente. La fe puede decirnos que esto así será.

7 de noviembre
Actos libres son aquellos que deben ser efectuados por cada individuo y no pueden ser llevados a cabo en comunidad. Así cada uno lleva su responsabilidad por sí y por todos los demás, totalmente solo. Y es pues esta responsabilidad mutua la que en gran medida configura la comunidad. En ella se basa la Iglesia.
   
8 de noviembre
Dentro de la Iglesia hay vivencias comunitarias de los modos más diferentes, pero a ellos no les debe la Iglesia su subsistencia. Sino que, de este modo, al individuo que está delante de Dios le es dado a él la fuerza por todos los que allí están, y este “uno para todos y todos para uno”, consolida a la Iglesia.
   
9 de noviembre
Cristo, en quien solamente la plenitud del Amor divino ha encontrado un lugar encarnado, es el único representante de todos delante de Dios y la verdadera cabeza de la comunidad que mantiene unida como “una” Iglesia. Todos los otros son miembros de la Iglesia, según participan en Espíritu y vida.
   
10 de noviembre
Cada uno es responsable de su propia salvación. Y cada uno igualmente es responsable de la salvación de todos los demás mientras tenga la posibilidad de implorar la gracia por medio de la oración, que es un acto libre.
   
11 de noviembre
La gracia es el Espíritu de Dios, el cual desciende sobre el alma humana. Puede allí no encontrar cabida, cuando ella no es aceptada libremente allí.
   
12 de noviembre
El amor todo misericordioso se inclina hacia cada uno de nosotros. Nosotros creemos que así lo hace.
   
13 de noviembre
La fe en el Amor Divino desbordante y en la Gracia justifica la esperanza de una salvación universal, aunque debido a la principal posibilidad vigente de la resistencia a la Gracia también subsiste la posibilidad de la perdición eterna.
  
14 de noviembre
La libertad del hombre no puede ser fracturada por lo divino, ni puede ser cancelada, pero sí -de igual modo- puede llegar a ser engañada. El descenso de la Gracia sobre el alma humana es un acto libre del Amor Divino y para su propagación no existe ningún límite.
   
15 de noviembre
Existe la posibilidad de que la Gracia no llegue de forma inmediata al hombre, sino por medio de personas elegidas: una persona puede de diferentes modos servir a la salvación de otros.
   
16 de noviembre
Los efectos del amor, que el Espíritu lleva del hombre, hacen que su espíritu se defina en su totalidad en cuanto al comportamiento en la vida y en cuanto a su dirección y que, por lo tanto, aunque no se lo proponga, las miradas recaigan sobre él. Su santidad será evidente, desde luego únicamente para aquellos cuyos ojos estén abiertos. Éstos son seducidos a seguirlo. Y quien a él sigue, deberá entonces finalmente ser también conducido por Dios.
   
17 de noviembre
Quien no es tocado interiormente por la Gracia, quien no ve la santidad, también él la encontrará. Tan pronto como permita que la Gracia irradie su luz sobre él, se abrirán sus ojos y la santidad se le hará visible.
   
18 de noviembre
El creyente puede dirigirse a Dios en su oración y rogar de Él que su Gracia se dirija a otro. Y Dios puede, por amor a quien se ha dirigido a Él, atraer al otro hacia Sí.
   
19 de noviembre
Veinticuatro años de vida fueron suficientes para que Isabel de Hungría llegara a la cima de la perfección. Siete siglos han experimentado su intercesión y su ejemplo. Su vida muestra dónde están las eternas estrellas que brindan orientación. Dado que aquí en este mundo todos vivimos como peregrinos, muestra que en nuestro peregrinar no tenemos ningún otro auxilio que el Paráclito.
   
20 de noviembre
No le ha sido dada a la voluntad creadora la libertad de ser autónoma. Ella está llamada a estar en consonancia con la Voluntad Creadora de Dios. Si ella se coloca libremente en esta sumisión, entonces actúa ella perfeccionando la Creación.

21 de noviembre
La entrega de sí es el acto más libre de la libertad.
   
22 de noviembre
Cuando la vida en el mundo, es decir, aquello que fue pasajero, termina y todo caduca, entonces cada alma se conoce como “ella es conocida”. Esto significa: “como ella es delante de Dios”, así como la ha creado totalmente personal y también para qué la ha creado. Y cómo, en el orden de la naturaleza y de la Gracia esencialmente que se le ha dado, ha ordenado la fuerza de sus decisiones libres.
   
23 de noviembre
Nosotros debemos aceptar que para la persona la plenitud de la Gloria se consigue no solamente por la liberación de las escorias de la naturaleza caída, sino por el desarrollo logrado de las potencias inherentes a esta naturaleza.
   
24 de noviembre
La Infancia Divina [10] quiere decir ser pequeño y al mismo tiempo ser grande, salir de la estrechez de la propia vida y, en la amplitud de la vida cristiana, crecer interiormente.
   
25 de noviembre
Oración y sacrificio son, con seguridad, mucho más importante que todo lo que nosotros podemos decir -sobre esto yo no tengo dudas- y son muy necesarias. Hay otra cosa: hay una herramienta exquisita y es estar en Gracia. Nosotros no debemos juzgar y debemos confiar en la insondable misericordia de Dios. Pero el valor y seriedad de estas últimas cosas, nosotros no debemos encubrírnosla.
   
26 de noviembre
Es bueno pensar en que tenemos derecho a ser ciudadanos del Cielo y los santos del Cielos son nuestros conciudadanos y vecinos. Esto hace más fácil llevar las cosas “quaes unt superterram” (“que están sobre la superficie de la tierra”).
   
27 de noviembre
El Señor dice sobre la vida y la muerte: ¡Sígueme! Él nos habla y nos pone ante la decisión entre la Luz y las tinieblas.
     
28 de noviembre
La maduración interior no siempre va de acuerdo al paso de los años.
   
29 de noviembre
Nosotros no debemos desanimarnos cuando después de una larga vida debemos decirnos que siempre hemos sido torpes y principiantes. La fuente que fluye del Corazón del Señor es inagotable.
   
30 de noviembre
Únicamente cuando el alma se ha desprendido de lo exterior y está en calma, vive ella en la pureza de su propia vida. Solamente en calma y despojado de lo exterior se puede lograr que ella se eleve al Reino de lo Alto. Esto lo logrará como regalo de la Gracia.

*   *   *

Diciembre

1 de diciembre
Cuando los días se acortan cada vez más afloran entonces los primeros pensamientos sobre la Navidad. Ya con semanas y meses antes hay como una cálida corriente de amor sobre la tierra. Una fiesta de amor y alegría, ésta es la estrella que se acerca a todos.
   
2 de diciembre
¡Sí, es una verdadera maravilla el que todo el género humano seamos uno!
   
3 de diciembre
Cuando Dios está en nosotros, Él es el Amor y no puede ser de otro modo entonces que nosotros nos amemos como hermanos. Por esto, es nuestro amor humano, la medida de nuestro amor a Dios.
   
4 de diciembre
Para el cristiano no hay ningún ser humano extraño. Por eso, nuestro prójimo es aquel a quien tenemos delante nuestro y quien más necesita de nosotros, ya sea él pariente o no, ya sea que nos resulte agradable o no, o sea moralmente digno o no.
   
5 de diciembre
Donde el prójimo según la sangre o también el espíritu están, acontece una posibilidad del entendimiento la cual es como un anticipo de la felicidad celestial.
   
6 de diciembre
Quien vive el amor de Cristo, él quiere a los hombres para Dios y no para sí. Éste es por cierto, y además, el camino más seguro para lograr lo Eterno.
   
7 de diciembre
Esto vale tanto para otras almas como para la propia y para cualquier posesión exterior: quien está empeñado en ganarla y protegerla, la perderá.
   
8 de diciembre
¿No debe ser el sentimiento más profundo el de la Inmaculada Concepción, el que la madre deba ser sin tacha, la más pura en cuerpo y en el alma como lo quiso ser su propio Hijo?
   
9 de diciembre
Ser hijo de Dios significa ir de la mano de Dios, hacer la voluntad de Dios y poner en las manos de Dios toda inquietud y toda esperanza.
   
10 de diciembre
Todos conocen la parábola de los pájaros en el cielo y de los lirios del campo. Pero cuando encuentran a una persona que vive sin preocuparse por su futuro, entonces menean la cabeza.
    
11 de diciembre
¿Se tiene tanto tiempo para cosas inútiles: toda clase de temas de los libros, revistas y diarios leídos al azar, sentados en cafés charlando y perdiendo el tiempo? Esto no debiera ser así: desperdiciar una hora de la mañana en la cual nada se dispersaría y en la cual se podrían juntar fuerzas para afrontar el día.
   
12 de diciembre
Con quien se tiene trato diario, uno no puede substraerse a sus juicios. Así acontece también con el Señor. Se debe ser siempre delicado respecto de lo que a Él le puede agradar o desagradar.
   
13 de diciembre
Hay una gran distancia entre quien está satisfecho de ser un “buen cristiano”, porque cumple con su obligaciones, lee un buen diario, elige correctamente, etc., y el que vive de la mano de Dios y de las cosas que provienen de la mano de Dios, y que vive con el candor de un niño y la humildad del publicano.
   
14 de diciembre [11]
Dado que la Iglesia ha elevado a San Juan de la Cruz a la categoría de Doctor de la Iglesia, es él quien hoy con seguridad puede guiar a la persona que desee adentrarse en el ámbito misterioso de la vida interior.
   
15 de diciembre
Quien busca al Señor en su casa, no se encontrará siempre consigo y querrá ocuparse de sus propios asuntos. Para evitar esto, él debería interesarse de los asuntos del Señor.
   
16 de diciembre
En la Iglesia un individuo puede asumir la representación de los otros feligreses en la vida comunitaria presente o de aquellos que se encomendaron especialmente a sus oraciones o aquellos por quienes se siente un afecto particular por diferentes motivos.

17 de diciembre
También el más pobre y agobiado por el peso de los pecados puede y debe presentarse ante el Señor y rogar por otros. Pues el Señor no es solamente justo, sino también es misericordioso. Y entonces, ningún acto más placentero se le puede dar a Dios que una plegaria creyente.
   
18 de diciembre
Se piensa que cada uno tiene la posibilidad, por medio de la oración, de obtener Gracia para otros, por eso se es responsable de quien aún no está en Gracia y es partícipe de cada culpa que otro carga sobre sí. Y el Señor da prueba de una Gracia cuando Él permite el padecimiento en otros como sustitutos.
   
19 de diciembre
En el silencioso diálogo del corazón con Dios, se preparan las piedras vivas con las cuales se edifica el Reino de Dios.
   
20 de diciembre
Únicamente Dios puede acoger totalmente la entrega de un ser humano, y así entregada, el hombre no pierde su alma, sino que la gana. Y únicamente Dios puede donarse a sí mismo a un ser humano, de tal modo que pueda llenar su alma sin perder nada de sí.
   
21 de diciembre
Nosotros necesitamos horas en las cuales, guardando silencio, dejemos que la Palabra Divina actúe en nosotros.
   
22 de diciembre
Dios en nosotros y nosotros en Él. Ésta es nuestra parte en el Reino de Dios, en la cual el desarrollo humano tiene su fundamento.
   
23 de diciembre
Dios se hizo niño humano para que los hombres puedan llegar a ser niños de Dios.
   
24 de diciembre
Cuando en el crepúsculo arden las luces de los árboles navideños y se entregan los regalos, entonces un anhelo no satisfecho nos apremia hacia el brillo de otra luz. Hasta que el milagro en la Santa Noche se renueva: “Y el Verbo se hizo carne…”.
   
25 de diciembre
Para penetrar totalmente la vida humana con la vida divina, no es obviamente suficiente arrodillarse una vez al año ante el pesebre. Para esto se debe estar a lo largo de toda la vida y todos los días en permanente comunicación con Dios.
   
26 de diciembre
“Sígueme”; es lo que también escuchó Esteban. Él siguió al Señor en la lucha contra el poder de las tinieblas; él dio testimonio de esto con su palabra y su sangre; él también lo siguió en su espíritu, en el Espíritu de Amor.
   
27 de diciembre
Delante del Niño en el pesebre se dividen los espíritus. Él es Rey de Reyes y quien no está con Él, está contra Él.
   
28 de diciembre
Los Niños Inocentes están en torno al Pesebre como un séquito ¿Qué se puede decir al respecto? La estrella de Belén es una estrella en la noche oscura, aún hoy en día.
     
29 de diciembre
Delante del Pesebre se unen los que están dispersos por todo el mundo. Este es un misterio lleno de consuelo.
   
30 de diciembre
Adónde quiere el Niño Dios conducirnos en este mundo, no lo sabemos y no debemos preguntarlo antes de tiempo. Lo único que sabemos es que para aquellos que aman al Señor, todas las cosas les redundarán en verdaderas riquezas.
   
31 de diciembre
Para que nosotros aprendamos más y más, cada día y cada hora, a construir lo Eterno en nuestro interior, debemos ayudarnos mutuamente en la oración.



_____
Notas:

[1] [NdE: se refiere a la visita del Ing. Cassagne al Centro Pieper realizada el sábado 06 de Julio del 2013, con ocasión del Curso “Maestros y Testigos Cristianos - en el Año de la Fe”].

[2] Texto de la carta de Edith Stein a Jacques Maritain (16 abril 1936) tomado de: PIERO VIOTTO, Raïssa Maritain -una sombra luminosa- a través de sus amistades y escritos; Club de Lectores, Buenos Aires 2010, Nota 3, pág. 293. 

[3] [NdE: la traducción que ahora presentamos es, en muchos aspectos, “provisoria”. Esperamos la edición definitiva de esta obra en un futuro cercano].

[4] “Ser sin fundamento propio”, hace referencia a la condición de criatura. En palabras de San Agustín: “Las cosas son porque Dios las crea y las sostiene en su ser” (N. del T.).

[5] N. del T.: probablemente evoque a la visión de Constantino “In hoc signo vinces” y la identificación del patíbulo de la cruz por su madre Santa Elena. 

[6] N. del T.: se refiere a Santa Teresa de Lisieux, Patrona de las Misiones y Doctora de la Iglesia, más conocida como Santa Teresita del Niño Jesús, carmelita descalza.

[7] N. del T.: el 4 de octubre se celebra en la liturgia de la Iglesia la fiesta litúrgica de San Francisco de Asís.

[8] N. del T.: el 15  de octubre se celebra en la liturgia de la Iglesia la fiesta litúrgica de Santa Teresa de Jesús, madre e inspiradora de la histórica reforma de la Orden del Carmelo en los tiempos del surgimiento del Protestantismo. Santa Teresa funda una nueva Orden que se llamará Monjas Descalzas de la Orden de la Bienaventurada Virgen María del Monte Carmelo, más conocida como Carmelitas Descalzas. Orden religiosa a la que ingresa Edith Stein en el Carmelo de Colonia el 14 de Octubre de 1933.

[9] Se refiere a la Orden del Carmelo Descalzo.

[10] N. del T.: es lo que se denomina en la corriente actual de la espiritualidad carmelitana: “Infancia Espiritual”.

[11] Fecha de la celebración litúrgica de San Juan de la Cruz.


*   *   *







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor ¡deje su comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...