miércoles, 8 de abril de 2020

La Jaula Electrónica y la Libertad Interior - Ernesto Alonso

La Jaula Electrónica y la Libertad Interior
Ernesto Alonso


Una de las maneras de infligir una derrota al totalitarismo consiste en preservar incólume la libertad interior.


Coronavirus, Tecnología y “Jaula Electrónica” 
     
[Centro Pieper] “China pudo lograr tan buenos resultados contra el coronavirus porque tenía un régimen de control de la población que hizo que la población no sufriera tanto el encierro, porque estaban acostumbrados”, comentó días pasados un sabihondo tecnólogo en la señal TN (Todo Noticias) sin advertir la enormidad que acaba de proferir. 
     
Nada digamos de la probable cantidad de muertes, cuarenta y dos mil según versiones estimables, que se han ocultado en Whuan, la provincia donde se originó el virus, para desmentir la exaltada eficacia china por boca del tecnólogo. 
     
Pésimo desacierto todavía, si develamos que el pueril acostumbramiento de los obedientes chinos no es otra cosa que una monstruosa dominación a la que el Estado Comunista, modernización capitalista mediante, viene sometiendo al nutrido proletariado chino; pues debe saberse que los socialismos “realmente existentes” no han hecho otra cosa que aplastar a su amado proletariado como si el Partido no fuese sino la odiada Burguesía disfrazada, eso sí, de vanguardia revolucionaria.  
     
Volviendo al gurú de TN, y dejando en una silente penumbra tamaño exabrupto, comentaba las nuevas formas de inspección que garantizarían más seguridad en el avance contra el coronavirus. Explicaba precisamente que el declamado control se ha tornado eficacísimo pues mediante “chips” incrustados en múltiples tarjetas de uso personal, los ciudadanos son prolijamente seguidos desde que abordan un subterráneo hasta que retornan a sus casas (suponiendo, con ingenuidad preescolar, que el control no penetra los dinteles de la intimidad).
     
Todo esto para dar cuenta de las minucias a las que puede llegar la “persecución sanitaria” si en un malhadado vagón de algún subterráneo se detectase un infectado. De inmediato se verificaría, en un imaginario y gigantesco tablero de control, quiénes hubieran viajado con ese desdichado para marchar presurosos, golpearles la puerta y ordenarles encierro cuarentenal en sus propios domicilios. ¿Cómo no domesticarse, chinos queridos, con semejante ojo electrónico persecutorio? El ojo del Gran Hermano de «1984» de George Orwell no es sino un estúpido juego para niños de Salita de 3 años. 

Jaula electrónica” es la asfixiante imagen que pergeñó el socorrido tecnólogo para mejor dar cuenta, y con cierto regocijo, del sistema de supervisión actualmente en curso. Aquí dejamos a nuestro comunicador de turno y vamos a nuestra consideración. 


Del Panóptico a la “Jaula Electrónica” y Vuelta…
     
Viene a cuento el famoso “Panóptico” citado por Michel Foucault en su «Vigilar y Castigar» para esclarecer un sistema de observación, control y disciplina en el que todos los prisioneros son vistos sin que éstos puedan advertir los ojos controladores. Saben que son controlados y que esos potentes ojos “están ahí”, pero no pueden percatarse. El carácter invisible del ojo que controla parece tornar más trágica y diabólica la vigilancia, agregaba Foucault. 
     
El control del hombre es un proyecto de la modernidad ilustrada asociado al dominio de la naturaleza física mediante la técnica. A la física, se añadirá la “física social” para la planificación social y las “técnicas psicológicas” para el condicionamiento de la conducta, la exploración del inconciente y hasta el “lavado de cerebro”. La biopolítica contemporánea no es sino el nuevo ethos de aquella libido dominandi, según feliz expresión del maestro Rubén Calderón Bouchet. Es claro que no salió indemne la naturaleza humana de tan empecinadas embestidas. 
     
No es nuevo, entonces, el apetito de control, dominio y manipulación; excepto que la sofisticación tecnológica contribuye de doble manera a la naturalización del control. Primero, como se ha dicho, la invisibilidad del ojo que observa que opera un cierto efecto de lejanía y asegura inmunidad; segundo, la amigabilidad de quien nos seduce pues parece que permitiera múltiples libertades produciendo un paradójico efecto de cercanía del control.  
     
Si afirmase que no me quita el sueño demostrar que el coronavirus sea un “protocolo” articulado por los poderes del mundo (el nuevo orden mundial, que escribo con minúsculas para restarle un poco de la solemnidad  con que usualmente lo tratamos) no estoy desmintiendo la hipótesis de que efectivamente sea un “protocolo”. Digo, los poderes de este mundo son lo bastante evidentes y apremiantes como para no necesitar del coronavirus como prueba suplementaria que demuestre la hegemonía globalizada.
     
Por un momento dejemos de lado las causas y vayamos a los efectos políticos de esta pandemia. Estimo que de hecho es un experimento de totalitarismo pues en la más prosaica de las definiciones, totalitarismo es lograr que otros plieguen su voluntad más o menos dócilmente a mis designios. No se me escapa que es una definición frágil pues ni siquiera alcanzaría para explicar que un padre pueda poner orden entre sus hijos con dos gritos. Pero aceptémosla añadiendo los contundentes elementos que aporta la praxis carnívora de los Estados actuales, las convincentes razones de misiles, drones, armas químicas y biológicas y las inúmeras bocas que despiden un fuego capaz de derretir la faz de la tierra en cuestión de minutos. 


Totalitarismo y Libertad Interior
     
Quiero ir a un punto que me parece destacable y un poco omitido en algunas reflexiones que he leído y con las que estoy de acuerdo. La brillante prosa de Antonio Caponnetto lo ha expresado de forma inmejorable, con una pizca de saludable bufonería. «Cada vez tiran más de la cuerda. Mañana será el “quedate en tu pieza”, después el “quedate en tu cama”; y al fin, el “quedate quieto, esto es un asalto”. Nos están asaltando las libertades concretas, están ejecutando sandeces, arrojando bravatas, cometiendo tropelías», etc. 
     
Nada que objetar. Me gustaría recordar, empero, que una de las maneras de infligir una derrota al totalitarismo no consiste en “quedarse en casa”, ni “quedarse quieto” como un objeto mostrenco, sino en preservar incólume la libertad interior. El límite inexpugnable del nuevo orden mundial, del totalitarismo y hasta del pánico del coronavirus lo ejerce el espíritu del hombre, de cada hombre. «El hombre puede conservar un reducto de libertad espiritual, de independencia mental, incluso en aquellos crueles estados de tensión psíquica y de indigencia física» (…) «cada hombre, aún bajo unas condiciones tan trágicas, guarda la libertad interior de decidir quién quiere ser» (…) porque «ese reducto íntimo de libertad interior jamás se pierde. Y es precisamente esa libertad interior la que nadie nos puede arrebatar, la que confiere a la existencia una intención y un sentido» (…) pues la persona «es más el resultado de una decisión íntima que el producto de férreas y tiránicas influencias recibidas» desde el exterior. Son palabras autorizadas del psiquiatra vienés Dr. Viktor Frankl. No se trata de una cápsula de sentimentalismo acorde con estos tiempos de exasperante auto-ayuda. Exige lucidez intelectual, fortaleza interior y dominio de sí. 
     
La “jaula electrónica”, el totalitarismo político y las baladronadas de politicastros deben denunciarse como males que anticipan, una vez más,  aquella suerte de espiritualidad planetaria que domeñará los ánimos para preparar la venida del gran Adversario. El varón justo no debe temer la potencia opresiva de quien fuera, ni los encierros múltiples a los que puedan confinarnos. Lo temible es la pérdida irremediable del sentido de la vida; el oscurecimiento de la luz interior que confiere altura y hondura a la visión del hombre; para decirlo de una vez con la enseñanza de Cristo, el extravío de lo “único necesario” es el exclusivo e inexorable mal, ahora y siempre.  
     
Recuérdese, como claro lo tenían los primeros cristianos santificando las catacumbas contra el dominio omnímodo del Imperio Romano, que la interioridad de cada hombre es un dominio invencible para toda fuerza humana o demoníaca, si el hombre está dispuesto a resistir y combatir.  
     
Con palabras cristianas, preferibles tal vez a la sabiduría psicológica destilada en los consejos propuestos por el Dr. Frankl y si se tratase hoy de un ensayo que anticipe venideros más aterradores, es imperioso clamar que ha llegado la hora inaugural de la espiritualidad de catacumba para abatir con arrojo y esperanza la pérfida espiritualidad planetaria.





*   *   *


Quizás también pueda interesarle:


Comunicación Social y Relaciones Interpersonales en la Aldea Global
Ernesto Alonso


¿Qué es la Psicología?
Ernesto Alonso






15 comentarios:

  1. Por la gran cantidad de amigos progresistas de Sandro Magister que causan asombro y angustia y en artículos con exposiciones que son ambiguas y repletas de errores y que propagan errores de todo tipo; como simple católico me veo obligado a enseñar lo que siempre enseñó la Iglesia sobre la historia, a saber, nunca el primado de la política sino el primado de la teología en la historia de la humanidad y según San Agustín y las Sagradas Escrituras la ciudad de Dios luchando contra la ciudad terrenal o de Satán hasta el fin de los tiempos. Partimos de señalar que las afirmaciones del católico progresista y de izquierda Roberto Pertici por lo que puede verse son las mismas que utilizaron los masones para referirse a las diferencias entre la masonería y la Iglesia católica afirmaban los masones que esas diferencias eran exclusivamente políticas y no teológicas la misma explicación ha utilizado Roberto Pertici sobre la diferencia en el pontificado de Francisco con respecto a los papas anteriores lo cuál es erróneo las diferencias son principalmente teológicas.

    ResponderEliminar
  2. Procedo a exponer la verdadera historia a grandes rasgos según fue explicada desde las Sagradas Escrituras pasando por San Agustín en adelante incluso por grandes pontífices salvo en lo que señalo como errores de la Iglesia. La Iglesia siempre ha enseñado que lo que mueve la historia no es principalmente la política, ni las finanzas, ni lo social, ni lo económico sino especialmente lo teológico, es decir, ha existido, existe y existirá en este tiempo intrahistórico una guerra entre la ciudad de Dios y la ciudad de Satán guerra sobrenatural y que se refiere a la religión y a la teología y que es el principal motor de la historia.

    ResponderEliminar
  3. A partir del Renacimiento surgen los primeros movimientos para la destrucción de la civilización cristiana, una búsqueda curiosa de gnosticismo, o sea, de conocimientos para salvarse el hombre a sí mismo pero no por la Iglesia sino por conocimientos mágicos y esotéricos y aparece un resurgimiento de la cábala y de la cábala cristiana que influye en la filosofía y en la teología de algunos autores católicos y que deforma y genera herejías, la cábala y el método de los rabinos que se basa en las preguntas sin límites y, por lo tanto, en la duda, aquí hay una búsqueda que se opone al camino de la fe no en el sentido de que rechace la fe sino que pone el método de la pregunta racional sobre el método de la fe y aspira a conocer por la sola razón todos los misterios e incluso a Dios, ello puede entenderse en ciertas ciencias particulares y humanas pero no en la verdad revelada que exige necesariamente partir de aceptar por medio de la fe gran parte de lo revelado por Dios debido a que gran parte de los revelado no puede ser conocido por el hombre por medio de la razón si Dios no se lo revela y porque el hombre debe aceptar misterios que suponen aceptar su condición de creatura humana y no de Creador o Dios,

    ResponderEliminar
  4. pero también debido a que aquella parte de la revelación que puede ser conocida por el hombre por medio de su razón no puede ser conocida sino por unos pocos, los sabios, y después de muchos esfuerzos y con muchos errores, por ello porque aquellas partes de los conocimientos revelados que le son posibles al hombre conocer por medio de su razonamiento era conveniente para nuestra salvación que también fueran revelados como los mandamientos, o sea, los preceptos de la conciencia que conocieron los gentiles o ley natural. Los cabalistas influyen sobre Lutero y su método: el libre examen tiene que ver con preguntas y dudas, es decir, dudar de las verdades de fe y de las Sagradas Escrituras, si uno duda de las verdades de fe lo que hace es reducir su fe y por último perder la fe, ese método es enseñado por su contacto con Lucifer con el que Lutero discute, la reforma protestante ha dado lugar al surgimiento de más de 30.000 iglesias y religiones diferentes, la destrucción de la fe y el surgimiento del teísmo y luego del ateísmo en autores protestantes y católicos actuales.

    ResponderEliminar
  5. Después Descartes aplica el método de la duda a la filosofía y, por supuesto, con la duda como método uno puede dudar de todo y llega al dudo, pienso luego existo, lo único que cree que puede conocer Descartes es su existencia y ni siquiera eso porque Freud dudará de la existencia de una unidad en el hombre y, luego, se hablará de la muerte del hombre en la postmodernidad, o sea, que dudando de todo no se llega a ninguna verdad pero además el método es aplicado incorrectamente porque no se duda de la capacidad del método para llegar a alguna verdad y es que la duda metódica no puede alcanzar ninguna verdad ni siquiera el pienso luego existo y Kant siguiendo a Descartes en el sentido de que el hombre puede conocer sólo sus ideas y no la realidad pasa a crear o inventar un mundo de ideas a priori para poder establecer la base de algo que llamará ciencia o filosofía pero esos aprioris no se sostienen en nada y pasamos al idealismo de Hegel y que es Hegel mismo convertido en todo lo que puede ser objeto de conocimiento y luego a la pérdida de la racionalidad y la sobrevaluación de lo inconciente e irracional con Freud y a la destrucción del hombre y del yo hasta Lacan con la muerte del hombre y de Dios hasta allí llega el proceso de duda pero falta todavía Jung y un resurgir del espiritismo, de la magia y del culto a los demonios o el satanismo en la visión del inconciente colectivo y en la forma de tratar con el mismo, último paso del ateísmo moderno al satanismo postmoderno, la duda en la fe y en la verdad ha llevado al hombre a los brazos de Satán.

    ResponderEliminar
  6. En el años 1717 se está organizando el Poder Oculto una de sus patas principales es la masonería, los papas denuncian a la masonería en distintas encíclicas, en un determinado momento el Poder Oculto tiene la capacidad de manejar imprentas, organizaciones militares y administrativas y de reunir gran cantidad de dinero y dispone la revolución en Francia, en Europa y en el Mundo que no es fruto de la pobreza y de la casualidad sino de la causalidad de decisiones y de la acción calculada y metódica de los masones, las distintas logias y otros poderes ocultos, la masonería no es política sino religión la revolución es la modernidad, se estructura como una secta con un culto esotérico, los que participaron de la revolución eran masones, los enciclopedistas, los iluministas, más de 300 logias en Francia, etc., los cabecillas que llevaron adelante la misma e incluso poco ante de los sucesos se podía ver en París todo tipo de gente de distintos países verdaderos malhechores armados con palos. A partir de entonces la masonería tuvo con el poder oculto el manejo de Europa y las revoluciones y conflictos armados.

    ResponderEliminar
  7. Las creaciones de los innovadores fueron no solamente la filosofía moderna y la civilización moderna sino una democracia diferente a la de Santo Tomás de Aquino porque ponía todo el poder del gobernante en las masas y separaba el poder del gobernante de Dios y de la Iglesia. Son creaciones de la revolución: el liberalismo y el comunismo junto con la democracia moderna que no tiene nada que ver con la democracia propuesta por el Aquinate y por la Iglesia. Lamennais fue un sacerdote que impulso el liberalismo católico que retomará Maritain fue excomulgado y su católico liberal era filosofía y teología modernista y se hizo sepultar excomulgado en una fosa común sin ninguna cruz, a estos sujetos se remite Roberto Pertici en su exposición.

    ResponderEliminar
  8. La Iglesia defiende los principios de toda civilización cristiana y de la evangelización: el poder temporal debe estar bajo el poder espiritual de la Iglesia, o sea, el gobierno debe ser católico pero los pontífices cometen el primer error para no dividir la Iglesia en distintos partidos políticos católicos no permite el uso de la palabra “católico” en los partidos políticos y ello genera que la Iglesia se divida en distintos partidos políticos no católicos que llevan al poder a gobiernos no católicos, a partir de entonces el destino de la civilización cristiana estaba sellado, dejando lo público y el gobierno en mano de no católicos y principalmente de masones la Iglesia comenzó a ser perseguida en todo el mundo primero de manera abierta y luego infiltrando en ella el Partido del Mundo en la Iglesia o la contraIglesia.

    ResponderEliminar
  9. Por otro lado, la ausencia de partidos políticos católicos obligó de hecho y no de derecho a los católicos a elegir a políticos, partidos y gobiernos no católicos, de allí, que al no existir una política católica con partidos católicos los católicos laicos, sacerdotes, obispos se vieron obligados a elegir en la práctica por la política no católica y, entonces, por medio del socialismo, comunismo y liberalismo entran ideas teológicas nuevas en la Iglesia que se llaman el modernismo católico un intento de la contraIglesia de que la Iglesia se ponga a trabajar para la construcción de un mundo moderno y una civilización moderna y, por lo tanto, para construir la ciudad terrenal y la ciudad de Satán y no la civilización cristiana y las deformaciones que se presentaron en la renuncia de hecho no de derecho a la civilización cristiana y a la cultura católica por la renuncia de hecho a la existencia de dos poderes uno terrenal bajo el poder espiritual de la Iglesia llevó a la paulatina destrucción de la Iglesia.

    ResponderEliminar
  10. En 1870 cuando el papa es expulsado del Vaticano por las fuerzas masónicas de la revolución italiana (Risorgimiento Italiano) la única nación que se opuso por medio de la diplomacia fue Ecuador. En 1917 con el milagro de Fátima cuando la Virgen le pide a Pío X junto con los obispos del mundo la consagración de Rusia al inmaculado corazón de María para evitar que los errores del comunismo se dispersen por el mundo la Iglesia no pueden hacerlo porque muchos de los obispos son socialistas y comunistas.

    ResponderEliminar
  11. Esta no es una cuestión política sino teológica que se relaciona con la evangelización y con la instauración de todas las cosas en Cristo, la Iglesia no puede dejar de lado transir de Cristo a lo público porque lo público forma el bien común político y el bien común político puede transformarse en mal común si se opone a la Iglesia y se rebela contra Ella, si no se construye un bien común político católico se construirá en la práctica un bien común político ateo que para tranquilidad de los necios útiles y de los progresistas católicos lleva el nombre de "laicista".

    ResponderEliminar
  12. Luego, el papa Pío XI lleva a cabo dos errores garrafales y podemos decir que graves pecados, el primero se relaciona con impulsar la defensa armada de la fe en México para después traicionar a los cristeros y entregarlos en manos del gobierno ateo y liberal a la masacre. El segundo error más grave aún es que en Francia persigue a la Acción Francesa y la destruye porque era un movimiento de derecha y, por lo tanto, apoya de hecho a la izquierda católica del Partido Popular, desde ese momento Francia se vuelve comunista y socialista, los católicos adhieren a ese comunismo y comienza a desarrollarse un pensamiento teológico acorde con el comunismo y el socialismo que es la Nueva Teología y el progresismo católico de Maritain en su Humanismo Integral que es progresismo y herejía.

    ResponderEliminar
  13. De allí surge toda una visión en la que la Iglesia es servidora del Mundo y no, también, Reina y Señora, sino que debe ayudar a construir el Mundo como el Mundo se construye, es decir, en contra de la Iglesia y para la destrucción de la Iglesia o como ciudad terrenal y de Satán opuesta a la ciudad de Dios. El nacional socialismo de Alemania e Italia son socialismos en los cuales no están representados los principios de la Iglesia ni siquiera en materia política como es el principio de subsidiariedad y Hitler tenía un culto por lo esotérico que corresponde al gnosticismo.

    ResponderEliminar
  14. Cuando asume un diplomático el gobierno del Vaticano bajo el nombre de Juan XXIII el Partido del Mundo dentro de la Iglesia está en condiciones de dar su primer gran golpe a la Institución, se trata del progresismo católico de Chenú O.P., Maritain, Congar, Rahner, etc. El golpe es el CVII y la nueva misa de Pablo VI, se adopta una visión pastoral muy inocente e ingenua de pretender dialogar con el Mundo, de considerar al Mundo como bueno y, por lo tanto, a la ciudad terrenal o de Satanás con las religiones naturales que la forman como buenas no solamente desde el punto de vista moral sino desde lo sobrenatural hay aquí una gran deformación de la teología que se introduce de manera ambigua. No hay declaraciones contra el comunismo y el socialismo en el CVII la mayoría de los obispos son comunistas o socialistas y progresistas católicos y ya no se combate la herejía del progresismo o modernismo católico por excomuniones y anatemas. La nueva misa de San Pablo es llevada a cabo bajo la dirección de un masón y se pone a la Iglesia dicente frente al sacerdote y al sacerdote frente a la Iglesia dicente para que se miren las caras y que sepan que son ellos y no Cristo el objeto de adoración y no hay contemplación alguna ni de la cruz de Cristo sino de las caras de los hombres y de sus gestos, movimientos y palabras recordándonos el elemento humano de la Iglesia sobre el sobrenatural, no hay contemplación ni silencio interior. Después, Juan Pablo II sigue adelante con la defensa de lo tradicional pero realiza los encuentros de Asís en los cuales pone a la religión sobrenatural en igualdad con las religiones naturales confunde ciudad de Dios con ciudad terrenal y de Satanás, se produce una serie de declaraciones en las cuáles pide perdón por la Iglesia y sus pecados cuando los pecados son de los hombres y no de las instituciones y no pueden atribuirse a generaciones posteriores pecados llevados a cabo por individuos específicos de otras generaciones, una barbaridad teológica, excomulga a Lefebvre y no permite la misa del rito extraordinario, luego, Benedicto XVI reinstala la misa del rito extraordinario que era la misa de siempre y que no podía ser prohibida por nadie pero continúa con los encuentros de Asís, es entonces que el Poder Oculto y el progresismo católico dan su más grande golpe hasta el momento, obligan a Benedicto XVI a renunciar por presiones de distinto tipo y llevan por el grupo de Sant Galle a la elección de Francisco. El Partido del Mundo en la Iglesia ya gobierna la Iglesia, es la contraIglesia dentro de la Iglesia, el progresismo católico, la suma de todas les herejías, comienza su accionar disolvente por medio de una reforma católica la encíclica Amoris Laetitia y su cambio de la moral que Seifert señaló que era una bomba atómica contra la moral católica cuyos argumentos están siendo utilizados para justificar y reducir a la nada casi cualquier pecado mortal en el actual sínodo de Alemania y contra la teología católica tradicional, la Amoris Laetitia hace del adulterio un pecado venial y ni siquiera un pecado, los ataques continuos a la integridad de la fe, la posición comunista del pontífice y ambientalista propia del NOM nombre actual del Poder Oculto, la promoción de dos cismas, a saber, el primero es la formación de una Iglesia católica reformista y comunista china dependiente del gobierno chino en la elección de obispos pronta a separarse de Roma por medio de un acuerdo secreto del papa Francisco que permitió la persecución de la Iglesia católica no comunista en China

    ResponderEliminar
  15. y el segundo cisma a corto plazo por el camino sinodal de Francisco y por el sínodo de Alemania y la formación de una nueva Iglesia católica reformista alemana pronta a separarse en lo económico, político y eclesiástico de Roma y cuyos resultados pueden extenderse a otros países que esperan que Alemania venza en la guerra contra Roma para avanzar ellos en el camino de independencia. Estamos ante un verdadero proceso de destrucción de la Iglesia católica para la construcción de una Iglesia reformista o de muchas porque la falta de una doctrina y tradición lleva a la dispersión y a la división en la Iglesia católica todo esto no es una cuestión puramente política sino un daño enorme a lo teológico y religioso y desde lo teológico llevado adelante por el progresismo católico y por el NOM. Saludos en María y en Cristo Rey

    ResponderEliminar

Por favor ¡deje su comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...